En 2016, el ahora líder del Partido Popular, Pablo Casado, por entonces vicesecretario de comunicación, pedía al PSOE que se abstuviese para permitir la investidura de Mariano Rajoy, asegurando que sería incomprensible que la bloquearan cuando les superaban en 52 escaños

"Imaginaos que el PSOE le saca 52 escaños y dos millones y medio de votos al PP", planteaba entonces en una entrevista en 'TVE'. "¿Alguien podría entender que nosotros bloqueáramos la investidura del líder del PSOE? Tendríamos manifestaciones en la puerta de nuestra sede", añadió.

Ahora, tras las elecciones generales del 28 de abril, el PSOE aventaja en 57 diputados a su partido, al que sobrepasó en más de tres millones de votos.

Pese a ello, los socialistas dan por hecho que el PP bloqueará la investidura de Pedro Sánchez. Por ello, la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha recordado a Casado sus propias palabras, y le ha pedido coherencia. "El señor Pablo Casado debería ser coherente con lo que decía hace tres años", ha señalado.

"No blanqueen a la ultraderecha y sin embargo bloqueen una investidura de un presidente que ha ganado con claridad las elecciones", ha instado.