El PSC de Barcelona ha denunciado en su cuenta de Twitter que su sede de la calle Consell de Cent ha amanecido con pintadas de lazos blancos en la persiana y parte del suelo.

"Así nos hemos encontrado nuestra sede de #Barcelona esta mañana. Es preocupante comprobar como estos ataques se convierten cada día más en acciones reiteradas e indiscriminadas. Pero no nos intimidan. Barcelona no les pertenece. Nosotros seguimos trabajando", han explicado.

 

El pasado jueves Quim Torra eligió el color blanco para sustituir el color amarillo de los lazos de las pancartas que piden la libertad de los presos políticos.

No obstante, este no es el primer ataque con pintadas que ha registrado la sede del PSC en la ciudad. En abril de 2017 sus persianas fueron manchadas con pintura amarilla.