El PSOE se hunde según el CIS, sería el tercer partido y perdería 5,6 puntos respecto a las elecciones de junio. La encuesta se hizo justo después del Comité Federal que acabó con Sánchez, pero cuando todavía no habían decidido que le daban el Gobierno a Rajoy. Ante estos resultados, el PSOE también se divide. "La cocina progubernamental del CIS pronostica sorpassos que finalmente no se producen", señala Rafael Simancas.

A otros como César Luena les sirve para reafirmarse en que tiene que convocarse ya el Congreso Federal. El descalabro socialista no lo aprovecha Podemos que solo sube un 0,7 puntos.

La encuesta muestra que el voto del PSOE se iría a la abstención porque Ciudadanos incluso pierde 0,2 puntos. El PP volvería a ser el ganador de las elecciones y con más margen: crece 1,2 puntos y doblaría en votos a los socialistas.

Los líderes y el exlíder, de los cuatro principales partidos bajan todos su puntuación, el que más Pedro Sánchez que pierde más de medio punto. El mejor valorado vuelve a ser Xavier Domenèch de en Comú Podem con un 4,5.