Cuando los primeros datos del Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) era revelados, empezaron a volar los mensajes de los altos cargos del PP en redes sociales.

"Acaba de salir el CIS. Tezanos es tan mal cocinero que pasa de chef a pinche de cocina. Es que te tienes que reír...", ha publicado en Twitter la cuenta oficial del partido, con una foto de los líderes de los partidos nacionales y el apoyo que el barómetro de enero les otorga a cada uno.

 

"Por lo menos tienen el detalle de no colocarnos por detrás de Pacma", ha dicho un alto dirigente de la formación de Pablo Casado.

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, en Twitter ha dicho que "el único porcentaje fiable del CIS es que es 100% humor".

 

Pero el más contundente ha sido el secretario general, Teodoro García Egea: "¿Que si me creo el CIS de hoy? Que responda Susana Díaz por mí, que a mí me da risa", ha dicho, en referencia al CIS que daba a la socialista como ganadora en Andalucía.

También se lo han tomado con cabreo porque dicen que "es una vergüenza que al final esto pueda ser una malversación de fondos públicos y que Sánchez pueda estar utilizando el CIS a su antojo".

Desde el Partido Popular dicen que están "flipando": "Nos colocan en cuarta posición después de lo que hemos hecho en Andalucía", señalan.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) mantiene al PSOE como primera fuerza política con un 29,9 por ciento de los votos, un punto más que en diciembre y 15 por encima del PP, que cae hasta el cuarto puesto con un 14,9 por ciento, mientras que Vox sube hasta el 6,5.

La encuesta sobre intención directa de voto se realizó entre el 1 y el 13 de enero, coincidiendo con las negociaciones para la formación de Gobierno en Andalucía y los acuerdos entre PP, Ciudadanos y Vox, así como con la aprobación de los presupuestos por parte del Gobierno y su remisión al Congreso.