La dirección nacional del PP deja en manos de Alfonso Alonso su continuidad como candidato a las elecciones de Euskadi, tras su rechazo al acuerdo alcanzado entre Génova y Ciudadanos, que garantiza dos puestos de salida para la formación naranja en las listas electorales conjuntas de Álava y Bizkaia.

"Él sigue siendo el candidato, él es el que tiene que decirlo, si acepta el acuerdo o no", ha afirmado al respecto la vicesecretaria nacional de Organización del PP, Ana Beltrán. "Claro que hemos tenido que ceder, eso exige la generosidad por un buen superior y no tener intereses personales", ha agregado sobre esa alianza.

El líder de los populares vascos ha preferido guardar silencio sobre este tema durante el homenaje a Fernando Buesa de este sábado, donde solo ha querido mostrar su recuerdo al socialista. "Creo que hoy el día es para el recuerdo de las víctimas del terrorismo, ya habrá días para otras cosas", ha indicado.

Alonso, que no asistió a la firma del documento en Madrid a pesar de haber sido invitado, ha convocado para este lunes a la Junta Directiva Regional para analizar este pacto. Así lo indicaba el PP vasco en un tuit: "Vamos a defender nuestro proyecto, nuestra historia y nuestra trayectoria", agregaba en el mismo.

 

Los populares vascos lo consideran un acuerdo desproporcionado: ellos tienen nueve diputados en el Parlamento vasco, mientras que Cs no tiene ninguno. Aún así, el acuerdo les concede dos puestos de salida en Álava y Bizkaia.

Desde la formación naranja, en cambio, celebran la firma. Su líder, Inés Arrimadas, la califica de "muy buena noticia"."Es una magnífica noticia que los constitucionalistas, en circunstancias excepcionales, y en lugares excepcionales, nos pongamos de acuerdo para que no se pierda ni un voto constitucionalista", ha defendido.

Desde Génova aseguran que mantendrán su plan. Ahora solo cabe esperar a las conclusiones que saque la Junta Directiva del PP vasco el próximo lunes.