La candidatura del PP en el Ayuntamiento de Madrid, liderada por José Luis-Martínez Almeida, ha perdido seis escaños pero podría dirigir el consistorio con el apoyo de Ciudadanos y Vox, a los que abre las puertas.

"Con Ciudadanos teníamos muy buena relación y lo lógico es que formáramos ese Gobierno con el apoyo de Vox. Yo no voy a cerrar la puerta a ningún escenario", ha señalado Almeida.

Begoña Villacís, la candidata de la formación naranja, también se ve en el Gobierno. "Pienso que la mejor fórmula, ahora mismo, es la de coalición", ha apuntado.

Pero este Gobierno también necesita a la extrema derecha, que ya avisa: no les pondrán las cosas tan fáciles como en Andalucía. "Nuestra auténtica línea roja es que quien quiera contar con el apoyo de Vox, tendrá que sentarse a negociar. No descartamos la posibilidad de plantear nuestra entrada en los gobiernos", ha dicho Santiago Abascal.

La suma de PP, Ciudadanos y VOX supera a la suma de las izquierdas y Carmena no podrá repetir, dejará de ser alcaldesa y, como ya avisó antes de las elecciones, también dejará la política.

En cuanto a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso podría ser la próxima presidenta. El PP, junto con Ciudadanos y Vox, suma un escaño por encima de la mayoría absoluta.

Ahora toca, dice Ayuso, hablar con estos dos partidos. "Hay que tener en consideración a todos los votantes, no puedes pretender que te apoyen a cambio de nada", ha declarado en Al Rojo Vivo.

Sin descartar un Gobierno de coalición a tres, contando con la confianza dice de Vox y Ciudadanos. En esa línea apunta Vox que quiere hacer valer sus 12 escaños. "Entrar en el Gobierno es la mejor manera de hacer valer nuestros escaños", ha asegurado Rocío Monasterio.

Desde Ciudadanos marcan los tiempos, primero se hablará de programa y después de asientos. "Cuando tengamos ese acuerdo cerrado, entonces hablaremos de los puestos y las consejerías", ha apuntado Ignacio Aguado.