El debate estaba en el Congreso después de que Cifuentes insinuase que las filtraciones pudieran ser de "fuego amigo". En el PP, nadie reconoce el "fuego amigo" contra Cifuentes. "Creo que tenía otro destinatario, que casualidad que coincidiera con la moción de censura que le presentaba Podemos", señala Pablo Casado.

Cifuentes lo insinuó en varias ocasiones, e incluso, no descartaba que a alguno de sus compañeros, disfrutara con lo que le está pasando: "En la vida a lo mejor hay gente que se alegra, hay gente que no".

Con media sonrisa, Margallo asegura que el ambiente es muy bueno y cierran filas en torno a la presidenta madrileña. "El partido a nivel nacional está con Cristina Cifuentes", asegura Casado.

La defensa más férrea la ha hecho Maroto, atacando incluso a los que no hagan lo mismo: "Cifuentes ha sido una de las voces más valientes, la apoyo en todo lo que ha hecho".

Fuentes del partido confirman que ha molestado el victimismo de Cifuentes y que haya puesto el partido en el disparadero.