El Parlamento Europeo ha reconocido formalmente la condición de eurodiputados del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y el exconseller Toni Comín, huidos de la Justicia española, así como del líder de Esquerra Republicana (ERC), Oriol Junqueras, a pesar de la reciente decisión de la Junta Electoral Central (JEC).

Así consta en un documento de la institución comunitaria. Este texto explica que la Eurocámara, tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TUE) del pasado 19 de diciembre, tomará nota de su elección como diputados europeos en el inicio de la sesión plenaria que comenzará el próximo lunes en Estrasburgo (Francia) y con carácter retroactivo desde el 2 de julio de 2019.

No obstante, los tres políticos independentistas deben completar antes los trámites legales para obtener sus credenciales de eurodiputados, que, entre otras cosas, incluye la firma de documentos sobre sus intereses financieros y una declaración de incompatibilidad de cargos.

Puigdemont y Comín ya adelantaron en diciembre su intención de participar en la sesión plenaria de la próxima semana, por lo que tanto Puigdemont como Comín tendrían que renunciar antes a sus actas de diputados en el Parlament catalán. El caso de Junqueras es distinto puesto que se encuentra en prisión y la JEC rechazó el pasado jueves otorgarle su credencial por estar condenado por sentencia firme por el Supremo a causa de su implicación en el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.