Ni fiestas populares, ni discotecas, ni prácticamente turismo. El sector del ocio nocturno arranca el que suele ser su mejor mes lejos de conseguirlo este 2020 a consecuencia de la epidemia de coronavirus. "Es muy difícil salvar la temporada. La situación es dramática y dantesca en todo el territorio y las restricciones son inasumibles", ha lamentado Ramón Mas Espinalt, presidente de España de Noche.

Las limitaciones impuestas al sector del ocio nocturno por parte de los gobiernos autonómicos responden a los 30 rebrotes relacionados con este tipo de actividad, que hasta el momento ha dejado más de 1.100 nuevos infectados y miles de personas aisladas en sus domicilios a lo largo y ancho del territorio.

"Cerrar las discotecas a las dos de la mañana va a fomentar que la gente busque la diversión de otra manera”, ha destacado Clara García, dueña de la discoteca 'Mandala'. Así, plantea cerrar su local de ocio nocturno, dadas las limitaciones: "No estamos llegando ni por asomo al 80% de la facturación de otros años".

El mapa del ocio nocturno por Comunidades Autónomas queda así: la actividad está suspendida en Aragón y en Cataluña, así como algunas zonas de Baleares conocidas por sus discotecas. Allí, el resto de locales de hasta 300 personas tendrán un aforo del 75% para evitar en la medida de lo posible nuevos contagios.

Rondando el 70% de su capacidad estarán los locales de ocio nocturno de Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Navarra y La Rioja. Por su parte, las restricciones en Asturias solo permiten el 50% del aforo; en Andalucía, el 40%; y en algunas zonas de la Comunidad Valenciana, hasta el 33%.

Además, en algunas comunidades como en Madrid se deberá registrar a todos los clientes para poder localizarlos en caso de que sea necesario. El sector del ocio nocturno se encuentra en grave peligro. Según ‘España de Noche’, cuenta con más de 25.000 empresas y da empleo a más de 200.000 personas con una media anual de 20.000 millones de facturación.

"Más del 50% de nuestras empresas no van a poder soportar este desgaste", ha asegurado Ramón Mas Espinalt. Los trabajadores del ocio nocturno consideran excesivas las medidas de restricción y reclaman un plan sectorial que permita la apertura regulada de los locales en todo el territorio español