El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) examina este jueves la idoneidad de Dolores Delgado para su designación como fiscal general del Estado.

Si bien la ex ministra de Justicia en el anterior Gobierno de Sánchez reúne los requisitos para acceder al cargo, los vocales conservadores han propuesto que se vote por separado de la idoneidad.

Delgado es española y cuenta con una carrera profesional en el ámbito de más de 15 años, por lo que si cumple con las condiciones legales necesarias, pero los conservadores creen que no es imparcial por su condición de exministra. Ya ha renunciado a su escaño como diputada .

El sector conservador quiere dejar constancia de que duda de su imparcialidad

Así, el sector conservador quiere dejar constancia que, aunque cumpla los requisitos y el nombramiento salga adelante, cuestionan su imparcialidad para desempeñar las funciones de este puesto, ya que ha sido ministra de Justicia hasta su cese hace unos días.

Sin embargo, los miembros progresistas del CGPJ se han opuesto a que la votación de los requisitos y de la idoneidad se vote por separado. Señalan que nunca se ha hecho de esta manera porque solo se ha votado si se cumplen los requisitos recogidos en la ley.

El ministro de Justicia se pronuncia

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, se ha pronunciado sobre la propuesta de nombramiento de Delgado, ha dicho que es un mecanismo "tremendamente democrático donde intervienen los tres poderes del Estado": "Debemos sentirnos orgullosos de un sistema muy potente para la designación de ese puesto".

Juan Carlos Campo defiende el sistema de nombramiento: "es tremendamente democrático".

Ha añadido, ante las críticas, que la separación de poderes "está absolutamente consagrada con la propuesta que se hace de una fiscal con más de 25 años de trayectoria impoluta y ha trabajado siempre por la autonomía del Ministerio Fiscal": "No hay ningún peligro, es perfectamente candidata, más que suficiente y merecedora de ese puesto", ha apuntado.

Se omite la palabra "idoneidad"

El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, ya ha traslado a los vocales la propuesta de avalar a Delgado porque reúne los requisitos legales: "Cabe concluir que se cumplen en la candidata referida los requisitos exigidos por la legislación invocada", dice la documentación.

Según el CGPJ, la candidata cumple los requisitos, pero omite la palabra "idoneidad".

Sin embargo, no habla de "idoneidad" de la candidata. Según fuentes del CGPJ, la omisión de la palabra "idoneidad" en la propuesta de Lesmes tiene el objetivo de lograr la unanimidad.

Choque de poderes

La reunión del Poder Judicial se produce tan solo un días después del cruce de comunicados entre el CGPJ y Moncloa por unas palabras de Pablo Iglesias, que dijo que los tribunales europeos han humillado a los españoles en el 'procés'.

En el escrito, el CGPJ pide "moderación, prudencia, mesura y a la responsabilidad institucional" y recuerda que su actuación "persigue en todo momento el cumplimiento de la Ley y la defensa de los derechos reconocidos a todos los ciudadanos españoles, fundamento de nuestro Estado Social y Democrático de Derecho".

El CGPJ ha pedido "moderación, prudencia, mesura" y ha apelado a la "responsabilidad institucional".

De la misma manera, la comisión permanente pide no realizar declaraciones de este tipo "para evitar la utilización política de la Justicia o el cuestionamiento de la independencia, la imparcialidad y la profesionalidad de los/as jueces/zas y magistrados/as que integran el Poder Judicial".

Moncloa defiende el derecho a la crítica

El Ejecutivo ha insistido en el derecho a la libertad de expresión y a la crítica, pero ha hecho una referencia a ese comunicado de CGPJ: "Es deber de todos velar por el correcto funcionamiento de la Justicia y contribuir de esa manera a poner al día los órganos de gobierno, evitando que su acción se resienta por el bloqueo".

El Gobienro defiende la libertad de expresión y crítica y considera que es tiempo de dialogar.

Ademas, el Gobierno ha considerado que es tiempo de "dialogar y aportar acuerdos" que refuercen las instituciones. El CGPJ ha recordado al Ejecutivo que "el Consejo no es ningún obstáculo para su propia renovación y que el presidente se ha dirigido hasta en tres ocasiones (la última el pasado 23 de diciembre) a los presidentes de Congreso y Senado instándoles a que se pongan a ello".