La crisis por coronavirus no deja de producir imágenes insólitas, incluso dentro del Congreso de los Diputados. El barullo del pasillo de acceso al hemiciclo se ha podido ver hoy vacío.

La comparecencia de Pedro Sánchez ante los partidos políticos con representación en el Congreso se ha producido a puerta cerrada para los periodistas. Los únicos que han podido accedes han sido dos fotógrafos.

Al llegar, los diputados han ocupado sus asientos dejando más de la distancia mínima aconsejada para evitar el contagio, aunque se ha podido ver a algún diputado acercarse más de lo preciso por inercia.

La crisis por coronavirus también ha dejado imágenes de diputados con mascarilla y algunos cambios de asiento. Además, la tribuna de invitados ha estado totalmente vacía. Una fotografía la de hoy que contrasta notablemente con la de la última sesión de investidura, donde los besos y los abrazos eran los protagonistas.

El estado de alarma se ha notado en los aplausos, mucho menos sonoros. Solo uno de ellos ha logrado retumbar al unísono: el homenaje a la ujier Valentina Cepeda, que ha sido quien ha ejercido hoy como responsable de limpieza del hemiciclo, desinfectado todo, incluso el micrófono y la barandilla después de cada intervención. También se han podido ver precauciones por parte de los ujieres, que llevaban agua a los ponentes con guantes.

Para todos ellos la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha dedicado algunas palabras: "Nuestro agradecimiento, el individual de cada uno de nosotros y el institucional de la Cámara, a todo el personal sanitario que está luchando en primera línea y a todos los que permiten mantener los servicios esenciales, incluidos los trabajadores de esta casa".

Además del presidente, los 23 diputados y los cinco miembros de la mesa, el resto de asistentes se podían contar: cinco ministros, el secretario general, dos letrados, dos fotógrafos, un ujier y la taquígrafa. Había presentes cinco de ellas que se iban cambiando.

 

Algunos partidos, como Ciudadanos, han decidido seguir el pleno de forma telemática. No han acudido tampoco la CUP, Junts pel Catalunya o Bildu. Además, otros diputados han querido compartir en sus redes sociales cómo han seguido desde casa un pleno que deja imágenes para la historia.