Rotundas palabras del ministro de Sanidad en el Congreso. Salvador Illa asegura que España "no volverá a tener una vida normal hasta tener un tratamiento o una vacuna" contra el COVID-19 y apunta que "hay que estar preparados para un rebrote".

Defiende así que el Gobierno hable de "nueva normalidad" y asegura "no tener datos" de cuándo tendremos un tratamiento contra el coronavirus. "La comunidad científica internacional está trabajando contrarreloj. El primer semestre del año que viene parece que podría haber una vacuna. Por el momento no hay nada de esto", ha añadido el ministro.

El ministro sostiene que "no podremos relacionarnos como lo hacíamos antes".

Illa insiste en que una vez completadas las fases del plan de desescalada del Gobierno "no podremos relacionarnos como lo hacíamos antes" y afirma que habrá que tomar medidas de higiene y distanciamiento social. "Puedo y debo pedirle colaboración en esto", ha solicitado al resto de partidos durante su intervención en el comité.

El ministro ha reconocido también que una de las medidas "que más le costó firmar" fue la limitación de los velatorios. "Uno tiene que actuar con los criterios de racionalidad, pero no es fácil", ha añadido el responsable de Sanidad, que reconoce que las medidas de alivio adoptadas por el Gobierno "son complejas".

Sobre el plan de desescalada: "El criterio último de decisión es de salud pública".

Respecto al plan de desescalada, Illa detalla que se ha elaborado durante cuatro o cinco semanas y que "se han tenido en cuenta en torno a un 80% de las propuestas de las comunidades autónomas". "Hemos escuchado a las CCAA, pero el criterio último de decisión es de salud pública y va a ser así".

El ministro responde a los grupos afirmando que "es un plan flexible territorialmente y que ofrece un horizonte" y sostiene que será "de lo más prudente" a la hora de decidir avanzar etapas. Sobre la realización de test, Illa se muestra tajante: "no va a haber un test para cada ciudadano español, ni aquí ni en ninguna parte del mundo".

Posible retraso en la desescalada de Madrid y Cataluña

Lo cierto es que el plan de desescalada se podría retrasar en Madrid y Cataluña. Ambas siguen siendo las comunidades más afectadas por la pandemia de COVID-19.

Fernando Simón ha reconocido en su comparecencia diaria que "su punto de partida en la desescalada es más complicado que el de otras". "Es cierto que Madrid y Cataluña son dos CCAA que están ahora mismo con una epidemia mucho mayor", ha añadido el experto de Sanidad.

Sin embargo, defiende que "la evolución de la pandemia hacia abajo es muy rápida en todas las comunidades, incluidas estas dos".

No obstante, y preguntado al respecto por los medios, Simón admite que, de seguir así las cifras, "es posible que se retrase un poco la toma de medidas en estas dos comunidades".