El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha presentado a las organizaciones agrarias la hoja de ruta para mejorar las situación del sector.

Entre las medidas propuestas, figura la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria para evitar la venta a pérdidas, así como mejorar el presupuesto de los seguros agrarios para paliar la crítica situación que atraviesa el campo español.

"Tengo intención de trasladar en las próximas semanas el borrador de la reforma de la cadena alimentaria, no solo trasponer la directiva de prácticas desleales, para darle un papel más significativo a cada uno de los eslabones de la cadena", ha señalado Planas.

Declaraciones que ha realizado tras mantener la primera reunión de la mesa de diálogo agrario en la que participa el Gobierno de España, la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja); la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG); y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA).

"Ha sido muy positiva y nos ha permitido intercambiar puntos de vista y seguir con el diálogo", ha subrayado.

El titular de Agricultura ha reconocido que uno de los retos de esta reforma es "incluir las prácticas de competencia desleal" y "evitar la venta a pérdidas". Así, espera que el borrador pueda llegar al Congreso en el curso de este año.

Respecto a los precios bajos que perciben los agricultores y ganaderos, una de las grandes quejas del sector, Planas ha reconocido que es "la mayor preocupación", por lo que les ha informado de su voluntad de que en el borrador de los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) haya una "mayor dotación presupuestaria" para los seguros agrarios que "son tan necesarios".

Planas ha señalado que ya ha dado instrucciones para que la semana que viene se reúna el observatorio de precios de la cadena, sobre todo en los sectores con una situación "más preocupante" como el aceite de oliva o frutas y hortalizas.

Examinarán la subida del SMI

Respecto a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), Planas ha reconocido que se ha abordado este tema en la reunión con las organizaciones agrarias.

"Ha sido un tema de análisis, pero no el tema central de la reunión, lo que les preocupa es la volatilidad de los precios y los márgenes empresariales", ha recalcado.

El ministro de Agricultura se ha comprometido a analizar el impacto que podría tener esta subida para agricultores y ganaderos, y con los datos obtenidos estudiar posibles medidas para paliar sus efectos.

Planas también ha señalado que se revisará la ley de organización de las interprofesionales, ya que considera que es "necesario mejorar" la reestructuración del sector.

Continúan las protestas

Por su parte, los representantes de las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han asegurado que mantendrán las manifestaciones y concentraciones que están previstas para febrero.

El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha señalado a los medios que Planas ha calificado las manifestaciones de la semana pasada como "legítimas y democráticas". "Las manifestaciones que están convocadas seguirá el calendario establecido", ha recalcado.

El secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha recalcado que se seguirá con el calendario marcado porque el "campo tiene una situación muy problemática". "Necesitamos medidas concretas que se puedan adoptar cuanto antes mejor para que se valorice el sector del campo", ha indicado.

Por su parte, el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha insistido en que el mensaje de las manifestaciones de la semana pasada ha llegado al Ministerio. "El problema fundamental es que no cobramos un precio que nos permita cubrir los costes de producción", ha señalado.

Ramos confía en que la reforma de la cadena alimentaria sea "cuanto antes" y ha desvelado que Planas se reunirá con las grandes cadenas de distribución, que usan la leche, pollo o aceite como productos reclamo, para abordar esta situación.