El juez del caso Púnica, Manuel García-Castellón atribuye a la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre "un papel decisivo y esencial" en la presunta financiación irregular del PP de Madrid. De ella dice que fue quien "ideó la búsqueda de recursos" para costear las campañas que ella elegía.

Además, aunque Aguirre se habría apoyado en los también imputados el extesorero Beltrán Gutierrez, Ignacio González y Francisco Granados para que ejecutasen sus decisiones, la supervisión le correspondía a la expresidenta, quien tenía el "control directo" de todos o algunos de los consejeros de ese momento.

"La supervisión y el control de las partidas de publicidad de las adjudicaciones de cualquier Consejería en sus contratos de publicidad se habría centralizado al más alto nivel del gobierno regional, bajo la supervisión de su presidenta, Esperanza Aguirre", recoge el escrito del juez.

Según el auto de imputación de Aguirre, el PP de Madrid financió "de forma opaca y fraudulenta" las campañas electorales autonómicas del 2003, 2007 y 2011 y las generales de 2008 "ocultando" el "verdadero coste" de las mismas y su financiación, "eludiendo de forma continuada y bajo un mismo patrón de actuación" las obligaciones de la Ley Electoral.

Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes e Ignacio González, imputados

Con el fin de esclarecer las responsabilidades de la caja B del PP en la Comunidad de Madrid el juez ha imputado a Esperanza Aguirre, Ignacio González y Cristina Cifuentes por delito electoral, falsedad de cuentas, prevaricación y tráfico de influencias.

Cifuentes declarará el 1 de octubre, Ignacio González declarará el día 17 y Aguirre lo hará el 18 de octubre.

El PP apela a la presunción de inocencia

Tras la imputación del juez Gacía-Castellón a Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes por el caso Púbica, el Partido Popular apela a la "presunción de inocencia" de las expresidentas de la Comunidad de Madrid y aclaran que respetan "las decisiones judiciales".