Los madrileños hicieron cola por ellas y millones tienen ya la suya, pero las mascarillas repartidas gratuitamente por la Comunidad de Madrid no serían las prometidas FFP2, según apunta un informe de Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, realizado a petición de FACUA.

La presidenta Isabel Díaz Ayuso aseguró el pasado 21 de abril que estas son "mascarillas de calidad" y "de larga duración", pero no pasan los ensayos de calidad necesarios para catalogarse así, de acuerdo con el citado informe, que concluye que permiten pasar entre el 5 y el 40% de las partículas, cuando para ser FFP2 el máximo es un 8%.

De acuerdo con este estudio, protegerían menos incluso que las de tipo FFP1, que dejan pasar un máximo del 22% de partículas.

Rubén Sánchez, portavoz de FACUA, asegura que "el Gobierno de Díaz Ayuso ha puesto en riesgo a la población". "Ha distribuido entre los madrileños más de cuatro millones de mascarillas, que decía que eran las mejores, las más eficaces, de alta protección, supuestamente FFP2, que no lo son", agrega.

Ya son más de 6,5 millones las mascarillas gratuitas con el logo de la Comunidad de Madrid repartidas en las farmacias de la región a personas que piensan que tienen una mascarilla de alta protección. Sin embargo, según los resultados preliminares del INSST, mostrados por FACUA, son mascarillas inclasificables, ya que cada una de las cinco muestras analizadas ofrece una protección diferente y solo una de ellas es apta.

Esto se sumaría a los 19 incumplimientos de la normativa que denunció la Asociación de Empresas de EPI (ASEPAL), además de llevar un logo CE sin haber pasado aún ningún control europeo. Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid señalan que aún no tiene los resultados de los estudios que ellos encargaron, pero no responde si a raíz de los publicados este jueves va a retirarlas de la circulación.