Según adelanta 'El País', Rubén López, el investigador que descubrió la trama, fue apartado del caso y enviado a un puesto de inferior rango durante el anterior gobierno de Rajoy.