Los Mossos d'Esquadra han empezado a levantar este lunes los controles de acceso a los municipios aislados de la Conca d'Òdena tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la decisión del Ministerio de Sanidad de levantar el confinamiento.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció este domingo que el Gobierno acepta levantar el confinamiento perimetral de estos municipios de Barcelona, de acuerdo con el Ministerio del Interior.

Esto afecta a las localidades de Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena que se encontraban confinadas desde el 12 de marzo, al inicio de la crisis por la propagación del coronavirus. Allí han fallecido por COVID-19 un total de 147 personas, según la conselleria de Sanitat.

Con el levantamiento del confinamiento excepcional en la zona, Sanidad responde a la petición de la Generalitat de Cataluña, que pedía levantar "el perímetro policial estático de los municipios afectados" para que pasen a estar en la misma situación que el resto de Cataluña.

También lo pedían los alcaldes de los municipios afectados, que señalaban que la medida no tenía sentido porque el resto de España se encuentra en la misma situación.

El Ejecutivo autonómico entiende que la situación ha mejorado en algunos aspectos, aunque no permite relajar las medidas de aislamiento social para prevenir el contagio. Es decir, con este anuncio, la situación de la comarca se equipara a la del resto de España, por lo que los vecinos deberán seguir respetando el estado de alarma.