El Ministerio de Trabajo ha confirmado que, por primera vez, en la historia será el SEPE, el Servicio Público de Empleo, el que, de oficio, dará de alta en el paro a todos los trabajadores que sufran un ERTE por consecuencia de la crisis por el coronavirus.

Además, ha confirmado que los trabajadores autónomos no tendrán que pagar la cuota cuando cobren el cese de actividad del paro de autónomos.

Los beneficiarios serán autónomos cuya actividad quede suspendida por la declaración del estado de alarma o cuya facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

Se trata de ampliar y facilitar la prestación actual del cese de actividad que tienen los autónomos para que puedan hacer frente a las graves pérdidas que enfrentan incluso aunque no tengan el período mínimo cotizado

Así lo ha explicado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después del Consejo de Ministros en la que se ha aprobado la flexibilización para acceder a esta prestación que será "compatible con la exoneración del pago de cuotas a la seguridad social y también con acogerse a ERTE para aquellos autónomos que cuenten con trabajadores".

"Que los autónomos que vean reducidos significativamente sus ingresos puedan recibir la prestación por cese de actividad y que puedan cobrar con rapidez una prestación en caso de dificultad económica", ha incidido al tiempo que ha insistido en que este tipo de medidas deben serán prioritarias frente al despido de los trabajadores.

Por otro lado, desde Trabajo también se ha detallado que todos los trabajadores van a poder reducir su jornada para cuidar a ancianos o hijos que tengan en casa sin que el empresario les pueda sancionar ni despedir.