Los brotes de Covid-19 han vuelto a los centros de mayores. De los seis nuevos comunicados ayer en la Comunidad de Madrid, cuatro afectan a residencias, con al menos 19 positivos y casi 150 personas en seguimiento.

Pero a diferencia de la situación vivida en marzo, ahora, con casi un 7% de los brotes registrados en estos centros, existe un protocolo de actuación. Ante la aparición de síntomas en algún residente, el responsable del centro debe contactar con atención primaria y si los síntomas son compatibles se realizará una PCR en menos de 24 horas.

Los positivos, salvo que tengan que ser hospitalizados, permanecerán en aislamiento.

Habilitar zonas Covid-19, clave

Dependiendo del número de casos, y de las características del centro, podrían habilitarse zonas Covid y no-Covid. Pero si las dimensiones no lo permiten habría que evacuar a parte de los usuarios de la residencia a otro centro.

Pero a algunos profesionales del sector esta solución no les convence. "Es trasladar directamente el contagio a otros focos y lo que tenemos que hacer es lo que se hace en algunas residencias, sectorizar plantas para confinar ahí a nuestros mayores", sostiene Andrés Santana, trabajador de una residencia de la Comunidad de Madrid.

Denuncian falta de protocolos en centros privados

En Galicia, los sindicatos denuncian la falta de protocolos en centros privados. "Ya no existían y los centros funcionaron mal en marzo cuando fue el gran brote de la pandemia", apunta Emilia Llamas, de CCOO Sanidad Galicia.

Hoy están más preparadas, pero siguen pidiendo más atención y más medios. "Debemos tener alcance para realizar de forma rápida cribados", indica Diego Juez, del Círculo Empresarial de Atención a las Personas.

Denuncian que todavía hay centros en los que no se ha hecho ningún cribado. "En una encuesta realizada, del 60% de residencias, un 34% no han hecho ninguna PCR", añade Santana.

Los ancianos vuelven a ser también el grupo más castigado en Aragón. De los 980 fallecidos por coronavirus registrados en la comunidad desde el inicio de la pandemia, cerca de 800 eran usuarios de centros de mayores.

En la Comunidad Valenciana hay casos en 18 residencias. La Consejería ha intervenido una en Moncada, Valencia, tras registrar entre los usuarios unos 20 contagios.

En el caso de los centros de día, con habituales entradas y salidas, la mayoría han optado por permanecer cerrados. Sólo ha abierto para asistir casos de necesidad y antes de regresar por primera vez a las instalaciones, el usuario debe presentar una PCR hecha como máximo 72 horas antes.