Pedro Sánchez ha conseguido sacar adelante la senda de déficit 2020-2023 propuesta por el Gobierno. Es el primero paso hacia unos nuevos presupuestos y ha contado con la abstención de ERC y el voto en contra de Junts per Catalunya.

El diputado republicano Joan Margall Sastre ha defendido en durante el debate previo a la votación que lo hacen para dar "una oportunidad" a la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat que arrancó este miércoles en Madrid.

"Tenemos un gobierno español que está cumpliendo el compromiso adquirido con Cataluña", ha aseverado. "Hemos venido a Madrid a resolver un conflicto político. Ustedes están cumpliendo por ahora y hoy, con nuestro voto, le damos un margen de confianza para que el diálogo y la negociación puedan avanzar", ha añadido.

ERC explica su abstención: "Le damos un margen de confianza para que el diálogo y la negociación puedan avanzar".

El portavoz de JxC, Ferrán Bel, ha explicado así su voto en contra: "Nuestra posición de hoy no presupone para nada nuestro voto a los Presupuestos Generales del Estado. Se debe desvincular de la mesa de diálogo, porque si no alguien puede pensar que para que continúe la mesa debemos votarle todo a favor", ha advertido Bel.

JxCat ha votado 'no': "(Los presupuestos) se deben desvincular de la mesa de diálogo".

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, apelaba así a los grupos parlamentarios para obtener su apoyo: "Con esta senda de estabilidad este país se juega mucho. Si hoy se rechaza esta senda los pensionistas y desempleados serán los más perjudicados. Porque votar en contra de esta senda es votar a favor de la senda del PP", ha asegurado Montero.

Y ha dirigido un claro mensaje a ERC y a JxCat: "La reunión de ayer fue positiva, pero las negociaciones serán largas. Mejor no confundirlas con el día a día de los catalanes. Esta senda es buena para Cataluña. Señores de Junts, no entendería que votaran junto a la bancada del PP y Vox".

Montero: "Las negociaciones serán largas, mejor no confundirlas con el día a día de los catalanes".

Pero JxCat finalmente ha votado en contra, al igual que PP, Ciudadanos, Vox y la CUP. Bildu, BNG y ERC se han abstenido, y a favor han votado Más País, PNV, Nueva Canarias, Coalición Canaria y Partido Regionalista Cántabro (estos dos últimos votaron en contra de la abstención de Sánchez).

ERC y JxCat, versiones diferentes

El 'no' de JxCat ha sorprendido entre sus socios en el Govern. Fuentes de ERC a laSexta dicen que es "una posición extraterrestre después de la mesa de ayer".

Según ERC, Junts cambió del sí al no cuando ellos les comunicaron que se abstendrían, y que les sorprende "que digan que como no eran necesarios, que se oponen".

Según ERC, JxCat cambió su voto del 'sí' al 'no' cuando ellos comunicaron que se abstendrían.

En Junts, sin embargo, aseguran que estaban negociando con el PSOE y que les pidieron la devolución del IVA, pero al no efectuarlo, decidieron votar en contra.

Desde el Gobierno aseguran a laSexta que ya anoche quedó "encarrilado" con ERC que se se abstendrían. Y sobre el voto en contra de JxCat, apuntan: "Waterloo sigue mandando", en referencia a Carles Puigdemont.

Los objetivos de déficit

La nueva senda de déficit se sitúa en el 1,8% del PIB para este año, una décima más que en el proyecto enviado a Bruselas, mientras que la deuda supondría el 94,6 % este año. Para 2021, el objetivo es del 1,5%; del 1,2% para 2022 y del 0,9% para 2023.

También ha informado en el Hemiciclo del nuevo límite de gasto no financiero para 2020, que aumenta un 3,8%, situándose en 127.609 millones de euros. Este nuevo techo de gasto solo requiere la información a las Cortes, pero no necesita ser votado. A juicio de la ministra y portavoz del Ejecutivo, es un techo "coherente con la previsión de crecimiento".

Además, se ha comprometido a "recoger" la petición de flexibilizar la regla de gasto planteada por EH Bildu, ERC, Compromís o Más País, entre otros. "Queremos hacer nueva regla de gasto que permita margen de maniobra a ayuntamientos y a comunidades autónomas. El equilibrio de las cuentas está garantizado. Vamos a permitir que el superávit pueda ser empleado en inversiones con garantía de estabilidad".