La tensión en el aeropuerto de Kabul sigue aumentando. A solo seis días de que las tropas estadounidenses se retiren de manera definitiva de Afganistán, los talibanes han anunciado que no permitirán el acceso de los afganos al aeródromo.

Precisamente, la ministra de Defensa ha denunciado que "hoy es prácticamente imposible llegar al aeropuerto por los controles" de los insurgentes. Asimismo, ha asegurado que varios ciudadanos han tenido que volver a sus casas porque han disparado contra ellos y sus bebés.

Ante esta situación, y "con nuestros soldados en peligros" -como ha indicado Margarita Robles-, fuentes de Defensa a laSexta han adelantado que creen que el Ejército español abandonará territorio afgano antes del próximo 31 de agosto, cuando se retira Estados Unidos.

"Hacemos lo que podemos en una situación que no controlamos. Fuera del aeropuerto no se puede hacer nada. Las muchedumbres están abarrotadas, hay heridos y hay gente que se ha tenido que volver a casa. Nuestros soldados se están jugando la vida", ha dicho Robles en una entrevista en 'Espejo Público'.

Respecto a la situación de los colaboradores de nuestro país, ha denunciado que algunos "han hecho más de tres horas de viaje" y se les ha "perdido la pista" por la cantidad de controles que hay. "Los talibanes les han disparado y agredido y algunos han tenido que volver a sus casas", ha añadido.

La situación, según la titular de Defensa, es de una "violencia terrible" y "cada día que pasa esta violencia es mayor". Como ya ha hecho anteriormente, ha reconocido la responsabilidad de Occidente, que deja al país "en una situación terrible en manos de los talibanes".