El Gobierno catalán repitió una y otra vez tras los atentados que la CIA no se comunicó nunca con ellos. Pero ‘El Periódico’ lo desmiente y asegura que cinco meses antes de los ataques, el 23 de marzo, los servicios antiterroristas de Estados Unidos ya alertaron personalmente a los Mossos de un posible atentado en Barcelona.

Un cable norteamericano que pone en jaque la versión reiterada por el Govern. Puigdemont asegura que no tuvieron contacto con la CIA, pero sí ocurrió, y por partida doble: un día después del primer cable, el 24 de marzo, llegó otro a los Mossos desde el centro antiterrorista de Estados Unidos, que engloba a la CIA.

En esas dos comunicaciones clasificadas, sin membrete y de pocos párrafos, se ponía sobreaviso de un ataque en la ciudad condal a partir de mensajes recopilados en foros de internet y Twitter entre otros por el FBI, lo que desacreditaría la versión del jefe de los Mossos.

Estos dos avisos de marzo filtrados en los que se habla entre otras cosas de hechos acontecidos en la estación de Sants, se unen al del 25 de mayo sobre La Rambla, aunque según el experto en yihadismo Ignacio Cembrero hay más avisos: "Incluso el Ministerio se quejó a EEUU de los avisos a los Mossos".

Evidencias que pondrían en duda el supuesto aislamiento internacional del que se ha quejado la policía catalana.