A poco más de una semana para el regreso a las aulas, este jueves Gobierno y comunidades autónomas se reúnen para abordar el inicio del curso escolar. Las regiones llegan a este encuentro, en el que se pretende homogeneizar los planes para la vuelta al cole, con importantes diferencias entre las medidas que quieren adoptar.

"Se ajustaron escenarios en junio y ahora a la vista de la evolución de la pandemia vamos a ajustar cuestiones con mayor precisión", avanzaba el miércoles la ministra de Educación, Isabel Celaá, que asimismo adelantó que su departamento planteará que la mascarilla sea obligatoria en los colegios desde los seis años.

Presiden esta reunión telemática la propia Celaá; el ministro de Sanidad, Salvador Illa; y la titular de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. Al término de la conferencia, los tres comparecerán ante la prensa desde Moncloa.

Una de las claves en este encuentro es la presencialidad. Varias comunidades apuestan por la semipresencialidad a partir de ciertos cursos de la ESO y una asistencia 100% presencial en los niveles de los más pequeños, Infantil y Primaria.

Así lo ha recomendado también la ministra en varias ocasiones, que insistía ayer, miércoles, en esta cuestión. "Si hemos de priorizar la presencialidad será para Infantil y Primaria, hasta 14 años aproximadamente", afirmó, en declaraciones a la 'Cadena SER'.

Aunque lo ideal sería la presencialidad para todos los alumnos, para garantizar una mayor igualdad entre ellos, la necesidad de bajar el número de niños por clase y mantener las distancias de seguridad plantea dificultades.

"Estamos trabajando para una vuelta a clase presencial. Es básico para nuestro jóvenes y es el objetivo", subrayaba Nekane Murga, consejera de Salud del País Vasco, en una reciente entrevista.

Mascarilla obligatoria, ¿sí o no?

La asistencia se completará con las mascarillas, aunque sobre este punto también hay debate. En Cataluña, por ejemplo, plantean que la mascarilla sea obligatoria para acceder al centro y moverse por sus instalaciones, pero solo para los alumnos de Secundaria.

El protocolo del Ministerio de momento apunta que que no debe haber distancia ni mascarilla hasta los 12 años. Pero algunas comunidades como Galicia o Extremadura la exigirán a partir de los seis años, y Cantabria aconseja su uso también en menores de tres años.

Tomar la temperatura a los alumnos

Otra diferencia entre los protocolos que contemplan las comunidades está en la toma de temperatura en los centros. Madrid y Cataluña han anunciado que lo harán, pero la mayoría cree que la logística para ello es complicada, ante el riesgo de que se formen colas.

En este sentido, la ministra de Educación ha reconocido que hay diversas maneras de hacerlo, por lo que se estudiará con las comunidades autónomas y Sanidad para ver cuál es la más oportuna. Entre las fórmulas que se barajan está la de una posible declaración firmada en la que los padres prometan no llevar a sus hijos al colegio si tienen fiebre.

PCR y test serológicos

También hay división en cuanto a la realización de pruebas PCR y test serológicos. Según la Comunidad de Madrid, al inicio del curso se hará pruebas a los docentes y demás personal de administración y servicios, y después realizará un estudio serológico con 11.000 alumnos y 1.500 profesores. Cataluña, por ejemplo, sumará en esas pruebas masivas también a los padres.

Huelga estudiantil y de profesorado

A pesar de este encuentro, en el que se pretende fijar las medidas para hacer posible un inicio del curso seguro, los profesores, los estudiantes y también las familias están preocupados por la falta de información a estas alturas.

Las familias aún no saben cómo van a poder conciliar entre la educación de sus hijos e hijas y sus propios trabajos en el caso de que la vuelta a las aulas se haga de manera semipresencial. Lo que sí ha explicado Educación es que contempla establecer "un subsidio de conciliación" para los padres con un niño en cuarentena.

Por otra parte, ante la incertidumbre, el Sindicato de Estudiantes ha anunciado una huelga en toda España en septiembre como protesta por las condiciones en que se iniciará el curso escolar.

Además, la huelga de profesores que había convocada en Madrid, se mantiene, aunque se ha aplazado al 22 y 23 de septiembre a la espera de que se cumplan las medidas.