Francisco Igea, vicepresidente de Castilla y León, está decidido a que se cumplan a rajatabla las medidas y restricciones implementadas por el Gobierno de la comunidad para reducir en la medida de lo posible los contagios por coronavirus, que siguen expandiéndose a un ritmo vertiginoso por toda España –si bien la tendencia vuelve a descender tras vivir picos máximos la semana anterior–.

No sólo eso. El dirigente castellanoleonés se ha mostrado muy crítico frente a los que parecen no ser conscientes de la grave situación sanitaria que se vive en el territorio, cuya incidencia acumulada supera los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes –una de las zonas más afectadas de España por la pandemia–. Así lo ha expuesto al menos al ver un vídeo que ha provocado su indignación.

En las imágenes, compartidas por Twitter, el periodista Ángel Ortiz muestra a numerosas personas que este viernes, a falta de 10 minutos para que se activase el toque de queda, continuaban disfrutando de las terrazas de los bares ubicados en la Plaza de Coca, en Valladolid. Unos hechos que no han gustado nada a Igea, que ha lanzado un duro mensaje a través de la misma red social.

"La UCI de Burgos aún tiene sitio para ellos", ha advertido el vicepresidente de Castilla y León. Pero este no ha sido el único mensaje que ha compartido criticando que no se respeten las medidas de seguridad. Poco minutos después, otro usuario de Twitter, el abogado Jaime Sanz, publicaba el siguiente mensaje: "Valladolid 20:10 horas y todo a reventar de gente. ¿No había toque de quedara partir de las 20h?".

Junto a esta publicación, adjuntaba una fotografía en la que se observa a varias personas caminando por la calle diez minutos después de que se declarara el toque de queda. Otra imagen que el mismo Igea denunciaba también, comentando de forma irónica: "La colaboración leal". Valladolid cuenta actualmente con una tasa de incidencia acumulada de casos diagnosticados en 14 días de 1.039,28 casos por cada 100.000 habitantes.