El paradero del rey emérito Juan Carlos I ha dejado de ser un misterio, pero el destino elegido, Emiratos Árabes Unidos, ha generado nuevas polémica. Allí llegó el pasado 3 de agosto y desde entonces permanece en el país.

El periodista Ignacio Cembrero, corresponsal en el Magreb, asegura que para el Gobierno de Pedro Sánchez y para Felipe VI "hubiese sido preferible que se hubiera instalado provisionalmente en otro país".

Varios medios afirman que existen discrepancias entre el rey Felipe VI y su padre por la elección del país de Oriente Medio. Incluso 'La Vanguardia' apunta a que la primera fotografía de Don Juan Carlos en los Emiratos Árabes Unidos habría sido una filtración interesada para generar un debate que le hiciera comprender que debía abandonar ese país.

El periodista de El Chiringuito, Edu Aguirre, que fue el primero en desvelar el paradero del emérito ha explicado en el programa de Más Vale Tarde las posibles razones de su elección. "Si hay un lugar en el que se sienta cómodo y tenga privacidad sin paparazzis intentando buscar una foto y en el que se le proteja son los Emiratos Árabes Unidos", ha asegurado el periodista deportivo.

Una idea con la que coincide el periodista Cembrero, que indica que se trata de "un lugar donde sabe que va a ser muy bien tratado, va a ser agasajado, tiene amigos y mucho lujo, lo que hace la vida mucho más cómoda".

Un régimen dictatorial

Emiratos Árabes Unidos es un pequeño país del Golfo Pérsico que tiene menos de 10 millones de habitantes, de los cuales el 90% son inmigrantes. Su importante riqueza, basada en la producción de petróleo y gas natural, contrasta con la falta de derechos y libertades en su territorio.

Jesús Núñez, codirector de Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, apunta a laSexta que se trata de un país con un régimen dictatorial, que poco tiene que ver con los países occidentales y democráticos, en el que los expatriados, las mujeres y otras minorías tienen menos derechos.

¿Una barrera para una hipotética extradición?

Ahora se conoce el destino pero se mantienen muchas dudas como cuanto tiempo permanecerá y quién financia su estancia allí. Emiratos Árabes Unidos también podría suponer una barrera a una hipotética extradición, teniendo en cuenta que la Fiscalía del Supremo investiga al rey Juan Carlos por el AVE a la Meca.

Pero, de momento, no hay ninguna investigación penal abierta contra el emérito y su abogado ya ha dejado claro que acudiría en caso de requerimiento de la justicia española.