Usar correctamente las mascarillas es vital para frenar la expansión del coronavirus, por eso un sanitario ha grabado un vídeo que ha sido difundido ampliamente en redes sociales en el que enseña a colocar las mascarillas quirúrgicas para que queden selladas y, de paso, evitar que produzca vaho que empañe las gafas.

El inadecuado sellado de la misma hacia los bordes de la cara puede favorecer la propagación de la infección, así que lo primero que debemos hacer es doblar la mascarilla por la mitad y anudar las gomas de sujeción, de manera que queden los más cerca posible del borde de la tela, del mismo modo que se recomienda hacer para adaptarlas a los niños.

Una vez hecho esto, habría que hacer un nuevo doblez, esta vez en el extremo más rígido de la mascarilla para darle la forma de la nariz y por último habría que introducir hacia el interior los pliegues de los laterales, que han quedado hacia fuera tras anudar las gomas.

Tras colocarla debemos comprobar que queda perfectamente pegada a la piel

Así, la mascarilla está ya lista para su uso, únicamente deberemos engancharla a las orejas y desplegarla comprobando que queda perfectamente pegada a la piel.

Se trata de un truco sencillo que ayudará a la utilización apropiada de la mascarilla, ya que su inadecuado sellado hacia los bordes de la cara puede favorecer la propagación de la infección.

Cabe recordar que la manipulación de la mascarilla debe hacerse siempre con las manos limpias, ya sea con agua y jabón o con gel hidroalcohólico.