El parlamentario de Adelante Andalucía por Jaén, Jose Luis Cano Palomino, ha presentado su dimisión en el Parlamento andaluz después de informar de que ofrecía viajes en Blablacar, a pesar de que cobra de la Cámara autonómica dietas y gastos de desplazamiento.

El Consejo de Coordinación de Podemos Andalucía, que apunta que desconocía los hechos, se ha mostrado conforme con la decisión y ha tachado la actitud de Cano de "intolerable por ser incompatible con la nueva ética política que propugna Podemos desde su nacimiento".

Pero esta no es la primera dimisión que se produce por el mismo motivo. El diputado de Ciudadanos por Almería, Andrés Semper, también ha renunciado a su acta tras denunciarse ne las redes sociales que ofrecía viajes compartidos desde Almería a 24,50 euros, a pesar de cobrar del Parlamento dietas y gastos de desplazamiento.

Precisamente el escándalo que generó este caso es lo que, según explica Cano, le ha llevado a "comprobar la importancia pública" de esta conducta. Tras "reflexionar sobre ello", el diputado explica que ha llegado a la conclusión de que "la opinión pública, harta de las prebendas y mal uso del dinero público por parte de los políticos, no puede aceptar esta práctica y de que sigue siendo necesario un debate público al respecto que incluya detalladamente todos los conceptos y formas que adoptan las retribuciones de los parlamentarios andaluces".