El director de los Mossos d'Esquadra, Andreu Martínez, deja el cargo que había ocupado durante año y medio, en vísperas del segundo aniversario del referéndum del 1-O y ante un otoño que se prevé tenso por las movilizaciones previstas ante una eventual condena en el "caso procés".

Según han informado fuentes del Departamento de Interior, Martínez, cuyo relevo se hará oficial mañana, será sustituido en el cargo por Pere Ferrer, hasta ahora jefe de gabinete del conseller de Interior, Miquel Buch.

Fuentes del Departamento de Interior han añadido que Martínez, que accedió al cargo cuando Buch fue nombrado conseller, ha decidido dejarlo al considerar que ya había alcanzado los retos que se había planteado como responsable político de los Mossos d'Esquadra.

El sucesor de Martínez al frente de la dirección de la policía catalana acumula cinco años de trayectoria en la consellería de Interior, últimamente como jefe de gabinete de Buch, aunque también lo fue de los anteriores consellers Joaquim Forn -en prisión preventiva por el "caso procés"- y Jordi Jané.

Pau Ferrer asumirá mañana la dirección de la policía catalana en una jornada que se prevé complicada en las calles por las movilizaciones con motivo del segundo aniversario del 1-O, lo que ha llevado a los Mossos d'Esquadra a reforzar sus dispositivos para hacer frente a posibles incidentes.

Además, coincide con el inicio de un ciclo de protestas que podrían recrudecerse en las próximas semanas, en caso de que el Tribunal Supremo condene a los líderes independentistas por el "caso procés", lo que situará de nuevo en el punto de mira a los Mossos d'Esquadra por su papel ante los incidentes que puedan provocar sectores del independentismo.

Reacciones a la dimisión

El Conseller de Interior, Miquel Buch, ha manifestado a través de Twitter que está "agradecido por la buena labor" del ya exdirector general de los Mossos. "Mucha suerte a Pere Ferrer, que es del equipo y tiene la experiencia, el criterio y las ganas para liderar esta nueva etapa", ha señalado.

 

El presidente del PP de Cataluña, Alejandro Fernández ha instado a Pedro Sánchez a aplicar "la Ley de Seguridad Nacional y coordinar asó todas las Fuerzas de Seguridad del Estado en Cataluña", incluidos los Mossos, tras conocer la dimisión un día antes del 1-O.

 

Albert Rivera también ha manifestado una petición a Sánchez, al que, ha asegurado, lleva semanas "pidiendo que actúe y rectifique" para que el Gobierno nacional se haga cargo de los Mossos: "Torra es el cabecilla de los comandos separatistas y no puede dirigir a 17.000 agentes", ha apuntado.