El Gobierno toma medidas para mejorar la situación de los trabajadores del campo. Se ha comprometido a realizar las modificaciones necesarias para que la Inspección de Trabajo pueda personarse e intervenir en los asentamientos del campo en Huelva.

Responde así a la denuncia del relator especial de la ONU para la extrema pobreza y los derechos humanos, que constató en su informe las nefastas condiciones de trabajo y vivienda de los trabajadores eventuales en el campo de Huelva, que definió como "mucho peores que las de un campo de refugiados".

Así se lo han comunicado el Vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, y la Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, a los sindicatos agrarios de Andalucía y Extremadura, en la reunión que han mantenido este viernes en la sede del Ministerio de Trabajo.

El trabajo eventual en el campo de Extremadura y Andalucía, explican a laSexta, implica a un gran volumen de jornaleros (el 67% de todos los temporeros agrícolas de España) y supone un tipo de actividad con intermitencias que requiere una protección por desempleo específica.

Reforma del sistema de peonadas

Ante esta situación, y mientras se decide cómo se aborda la reforma del sistema de peonadas, que fija el desempleo agrario o renta agraria, "el Gobierno va a proceder a la máxima brevedad, con carácter coyuntural, a una rebaja del número de peonadas necesarias para acceder al subsidio agrario: de 35 a 20, dando así cumplimiento a una reivindicación histórica del colectivo de jornaleros", según explican a laSexta.

"Esta medida busca responder a la grave situación meteorológica que en los últimos meses ha hecho escasear el trabajo y ha dificultado el acceso a las peonadas. Se trata de una corrección puntual que ya se ha utilizado en situaciones anteriores también por concurrencia de factores meteorológicos".

A la reunión con los sindicatos no han asistido las organizaciones agrarias (Asaja, COAG y UPA). Fuentes de estas organizaciones han asegurado a Efe que la convocatoria para este encuentro surgió del propio Ministerio de Trabajo el pasado 11 de febrero para tratar "aspectos relacionados con la realidad laboral" del sector primario, y les fue trasladado que dejaban de participar ayer por la noche.

El Gobierno rebaja de 35 a 20 el número de peonadas para acceder al subsidio agrario.

Por parte de los sindicatos UGT y CCOO han acudido sus representantes en el campo extremeño y andaluz. Ya esta mañana, Díaz ha avanzado que su departamento estudia medidas y cambios legislativos para reforzar las competencias de la Inspección de Trabajo en el sector agrario.

Ha apuntado, asimismo, que el objetivo es "reaccionar rápido al informe del relator de ONU que ha descrito con una crudeza y evidencia grande las condiciones en las que trabajan y viven las personas en la recolección de fresa en Huelva".

Planas se reúne con Mercadona

Mientras, el ministro de Agricultura, Luis Planas recibe a representantes de Mercadona, el líder de la distribución, sector al que los productores culpan de tirar los precios y utilizar estrategias de venta a pérdidas o de recurrir a ofertas de productos reclamo que presionan aún más a la baja los precios.

Al sector de la distribución, el propio presidente, Pedro Sánchez, pidió autocrítica por la diferencia de precios en origen respecto a los lineales. Planas ya se ha reunido con representantes de Carrefour y Lidl, y de asociaciones agrarias del sector de frutas y hortalizas.

Planas ha apuntado cambios en la Ley de la Cadena Alimentaria para acabar con los problemas del sector agrario.

El ministro ha trasladado que se plantea cambios "de forma inminente" en la ley de la Cadena Alimentaria para atajar algunos de los problemas que vive actualmente el sector agrario. Se ha referido a asuntos como la venta a pérdidas, promociones desleales o hacer públicas las sanciones a los supermercados cuando cometan faltas graves o muy graves.