Isabel Díaz Ayuso ya es la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid. La candidata popular ha asumido el cargo durante una ceremonia en la Real Casa de Correos donde ha estado arropada por la plana mayor del PP, incluidos los expresidentes regionales Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón, así como por el líder de su partido, Pablo Casado.

Tras prometer el cargo, Díaz Ayuso subrayado su intención de "mirar hacia adelante" y ha defendido el proyecto del Gobierno de coalición formado por el PP y Ciudadanos, que contará con los acuerdos parlamentarios que se alcancen con Vox, como uno "que se basa en la libertad, la bajada de impuestos y la eficacia de los servicios".

"Un nuevo equipo de políticos se está abriendo paso en la sociedad española y tenemos derecho a hacerlo", ha sostenido la líder del primer Ejecutivo madrileño en coalición. "Las urnas han dictado que estamos obligados al compromiso de caminar juntos, subrayando las coincidencias, marcándonos objetivos comunes", ha agregado, "este es el reto de la nueva generación de políticos españoles: el consenso y el diálogo por encima de la tensión permanente y el conflicto".

"Estoy orgullosa de ser española, española de Madrid", ha manifestado, "desde la Comunidad de Madrid intentaré darle todo a España porque no se puede gobernar Madrid sin querer a España".

Será fiel a España, dice, y por tanto también al Gobierno de la nación, el de Pedro Sánchez ahora mismo. "Seremos colaboradores y a la vez exigentes para que Madrid siga siendo pieza clave en España y que España sepa que puede contar con Madrid", ha apuntado.

Casado aprovecha el impulso de Ayuso

Durante su discurso, la ya presidenta autonómica se ha mostrado agradecida con el líder del PP. "En enero conocí con sorpresa la decisión de Pablo Casado, presidente de mi partido, y me dijo textualmente 'te llamo para comunicarte que vas a ser la futura presidenta de la Comunidad de Madrid'", ha recordado.

"Hoy, gracias a ti, al trabajo de un gran equipo y a la decisión en las urnas de los madrileños, tras haber encontrado el consenso con partidos distintos, nos encontramos con la obligación de hacer las cosas bien", ha añadido.

Casado, por su parte, aprovecha el impulso de Ayuso como empujón a nivel nacional. "Madrid tiene que seguir siendo el faro de las buenas políticas a nivel nacional, de las ideas de libertad", ha asegurado.

Asimismo, ha defendido a Ayuso ante las dudas que planean sobre ella por la trama Púnica o el caso AvalMadrid. "Lo que ha sufrido en las últimas semanas ha sido algo muy injusto", ha lamentado.

Antecesores y consejeros polémicos

De los antecesores de Ayuso hemos visto en la ceremonia a Gallardón, Garrido, que será el nuevo consejero de Transportes por Ciudadanos, o Esperanza Aguirre. No ha acudido Cristina Cifuentes, que sí ha dado la enhorabuena a través de Twitter:

 

Aunque no ha querido hablar, sí ha estado el magistrado Enrique López, que será el próximo consejero de Justicia, un nombramiento envuelto en polémica porque fue apartado del caso Gürtel y el caso Bárcenas por su afinidad con el PP.

El socio de Ayuso en la presidencia, Ignacio Aguado, no ha querido criticar ese nombramiento: "Yo respeto todos los nombramientos del PP", ha afirmado.

El próximo paso para la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid es formalizar su Gobierno con los nombramientos tras su toma de posesión de hoy.