José Antonio Nieto, el número dos del Ministerio del Interior el día que se produjo el referéndum en Cataluña, ha abierto la jornada de declaraciones.

Lo ha hecho para defender el dispositivo policial, del que ha asegurado que intervino con una actuación "ejemplar" y "proporcionada", refiriéndose a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Además, a diferencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el político popular ha asumido la responsabilidad del dispositivo.

Nieto también ha ofrecido un dato novedoso. El secretario de Estado de Seguridad ha asegurado que el Gobierno central ofreció a la Generalitat a finales de septiembre una consulta simulada en plazas publicas y en lugares que no habían sido expresamente prohibidos por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Por la tarde, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha defendido la actuación de su precesora, Carme Forcadell.

Otros cuatro testigos han refutado ese testimonio, entre ellos Antoni Ballona, el que fue letrado mayor del Parlament, que ha asegurado que Forcadell era plenamente consciente porque él mismo le había advertido de que estaba incumpliendo las resoluciones del Tribunal Constitucional.