La Dirección General de Tráfico (DGT) ha recordado una vez más cómo se debe circular por una rotonda. Estas glorietas son uno de los ingredientes fundamentales de la seguridad vial: son un buen regulador de los excesos de velocidad, eliminan algunas incorporaciones peligrosas y reducen los puntos de siniestralidad. No obstante, su tránsito puede resultar en algunas ocasiones confuso, especialmente en aquellas rotondas que cuentan con varios carriles. Entonces, ¿cuál es la forma correcta de circular por ellas?

La DGT lo resume en tres pasos: respetar la prioridad del que ya circula por la rotonda, utilizar solo el carril derecho cuando se pase por ella —el exterior para salir—, y señalizar cualquier cambio de carril que se efectúe. El objetivo de este tipo de mensajes, habituales en las redes sociales de la entidad, es difundir de una forma asequible información en torno a todo tipo de dudas, que en ocasiones se acompañan con una infografía, como en el siguiente caso:

 

De este modo, se zanja la gran variedad de formas en las que los conductores deciden enfrentarse a la rotonda. De hecho, uno de los puntos que más mitos abarca es el del uso del intermitente en este tipo de espacios. Entre sus falsas asunciones, destacan el pensamiento de que es obligatorio utilizar el intermitente para indicar que se va a permanecer en la rotonda. El objetivo de esta señalización no es otro que el de comunicar al resto de vehículos una acción próxima.

Así, a la hora de tomar una rotonda los conductores deberán tener en cuenta las siguientes normas:

  • El conductor está obligado a utilizar el intermitente en caso de que efectúe un cambio de carril. También para desviarse.
  • Los que ya están en la rotonda tienen prioridad: cualquier vehículo que acceda a ella debe detenerse para observar si su circulación va a entorpecer la dirección que lleva otro conductor que ya se encuentra dentro.
  • El carril izquierdo es solo para permanecer en el interior de la rotonda; el derecho se utiliza para salir.

Con estos mensajes la DGT espera finiquitar uno de los conflictos más habituales de la circulación del día a día. Aunque, como es habitual, seguirá compartiendo más información mientras los usuarios sigan con dudas.