El detenido, de 31 años, colgaba en sus perfiles vídeos elaborados por las productoras oficiales del Dáesh en los que de forma directa se extendía el mensaje de odio y violencia contra los que denominan "los enemigos del islam".

 

El arrestado, que estaba inmerso en un potente proceso de radicalización, llegó a utilizar hasta tres perfiles en redes para adoctrinar y captar a nuevos integrantes de Dáesh.

De hecho, entre sus seguidores había varias personas ya detenidas por su vinculación al Dáesh tanto en Marruecos como en España.

El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa Stop Radicalismos, los ciudadanos pueden colaborar para, de forma confidencial y segura, notificar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad aquellos posibles casos de radicalización en su entorno.