La Guardia Civil ha detenido a un 'lobo solitario' que estaría planeando atentar en Barcelona. Según ha podido confirmar laSexta, se trata de un hombre que estaba siendo investigado.

La detención se ha producido en su domicilio, situado en la calle Josep Anselm Clave, ante la posibilidad de que el presunto terrorista atentara en un corto periodo de tiempo. Allí los agentes trabajan realizando un registro de la casa.

Se trata de un hombre marroquí al que el Servicio de Información de la Guardia Civil vincula directamente a Daesh y que, según informa la Benemérita, esta "profundamente radicalizado".

Se trata de una operación llevada a cabo de manera conjunta con las autoridades marroquíes y estadounidenses (FBI), cuya cooperación internacional ha sido "determinante" para prevenir la comisión de un ataque terrorista.

La Guardia Civil tenía conocimiento de su radicalización y afinidad con Daesh desde hacía, al menos, cuatro años, aunque hasta fechas recientes ese proceso se mantenía bajo "apariencia de discreción" y no se identificaba como un actor "crítico".

Ha sido durante el estado de alarma cuando ese proceso de radicalización se ha visto "culminado" y se ha activado de forma "altamente llamaiva y preocupante". La Benemérita vincula este proceso a diferentes llamamientos realizados por Daesh para que los 'lobos solitarios' se movilicen y realicen ataques.

El terrorista había realizado manifestaciones públicas de adhesión a los postulados de la organización yihadista y de odio a occidente en redes sociales, además de haber imcumplido las normas de confinamiento de forma repetida y sin justificación.

La investigación ha determinado que el individuo está totalmente influido por Daesh y que, incluso, ha jurado fidelidad a la organización terrorista.