La Ertzaintza ha detenido a un nuevo menor por la brutal agresión en Amorebieta (Vizcaya) hace tres semanas al joven Alexandru Andrei Ionita, de 23 años, que desde entonces permanece en coma en la unidad de críticos del hospital vizcaíno de Cruces.

Se trata de un adolescente de 15 años de edad que ha sido arrestado por grabar la agresión. Es el detenido número 15 del caso, el octavo menor, según indican desde la Policía autonómica vasca.

Según indican fuentes policiales, este joven ya había sido identificado y los agentes contactaron ayer con su familia y les comunicaron la inminente detención. El chico se ha presentado en dependencias policiales en Sestao y ha sido detenido. Próximamente será entregado a la Fiscalía de Menores.

La víctima sigue en coma

Por su parte, Alexandru sigue en coma profundo en la UCI del Hospital de Cruces. Su estado ha mejorado, ya que ya respira por sí mismo, aunque la familia ha explicado que lo más preocupante son las lesiones en el cerebro, según cuenta 'El Correo'.

El mismo periódico informa que esta semana se le va a hacer un nuevo escáner para comprobar si ha mejorado o no su estado.