El hombre detenido por, presuntamente, lanzar pirotecnia a un helicóptero de Mossos d'Esquadra tiene antecedentes por la agresión a un manifestante de la plataforma policial Jusapol durante una movilización de esta asociación en Barcelona en septiembre de 2018, según han confirmado fuentes conocedoras del caso.

El hombre fue detenido este lunes tras los disturbios de la semana pasada frente a la Conselleria de Interior de la Generalitat, situada en Barcelona, donde hubo hasta cinco lanzamientos de pirotecnia contra el helicóptero.

En un principio, los Mossos le detuvieron por un presunto delito de intento de homicidio además de desórdenes públicos. Sin embargo, este miércoles el juez ha decretado para él libertad provisional y la causa se investigará por desórdenes públicos y atentado contra la autoridad, rechazando que que un delito de homicidio en grado de tentativa.

El ahora arrestado ya fue detenido el año pasado y quedó en libertad con cargos por presuntamente propinar varios puñetazos a un manifestante de Jusapol el 29 de septiembre de 2018 en Barcelona.

Los Mossos le arrestaron en Igualada por la agresión, que se produjo en el marco de tensiones entre manifestantes convocados por Jusapol, que querían hacer un reconocimiento a los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional desplazados por el 1-O, y manifestantes independentistas convocados por Arran.