Un joven fue detenido ayer por la noche después de la manifestación en Madrid en repulsa al asesinato de Samuel en A Coruña este fin de semana. El arresto se produjo tras unas cargas policiales en las que se arrojaron botellas a los agentes y se dañara mobiliario urbano, según ha informado la Delegación de Gobierno.

Se trata, según estas fuentes, de un joven, nacido en 1996. Fue detenido en las cercanías de la estación de Metro de Argüelles al filo de la medianoche y fue trasladado a las dependencias de la Brigada Provincial de Información, en Moratalaz.

La Delegación del Gobierno, en un comunicado, ha lamentado los "incidentes que nada tienen que ver con el grito sano de Madrid contra la homofobia" y señala que la Policía "había detectado la presencia de varios grupos de ideología radical de extrema izquierda", por lo que se produjeron siete identificaciones.

Según detallan, tras la convocatoria a las 20:00 en la Puerta del Sol, una hora después unas 1.000 personas subieron hasta la plaza de Callao y hasta San Bernardo, a la altura del Ministerio de Justicia, donde se produjeron dos sentadas que los agentes intentaron resolver "ya que no tenían autorización para realizar esta marcha que estaba conllevando cortes de tráfico".

"Siguieron haciendo caso omiso a las advertencias y unos 70 de ellos comenzaron a arrojar objetos a la Policía, además de alentar para rebasar la línea policial", detalla la Delegación. Posteriormente, junto al Metro de Argüelles se produjeron más lanzamientos a los agentes por parte de jóvenes que trataron de montar barricadas, por lo que se produjeron las citadas cargas policiales.

"En el transcurso de los incidentes, la Policía detuvo a un joven por desórdenes públicos, además de la identificación de otros siete. Las personas más hostiles, las que habían mantenido una actitud más desafiante, abandonaron el lugar, quedándose un grupo, que realizó una sentada en la zona del Corte Inglés, sin que se produjera incidente alguno", subraya.

La Delegación, no obstante, asegura que "analizará las imágenes y estudiará la actuación policial realizada", por lo que, en el caso de que se produjera "cualquier disproporcionalidad", se tomarán "medidas oportunas". De hecho, el líder de Más País, Iñigo Errejón, ya ha avanzado que pedirá explicaciones al Gobierno.

 

También el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha subrayado que la delegada del Gobierno ha de explicar lo sucedido.

 

En la misma línea se ha pronunciado la portavoz de Más Madrid en la Comunidad, Mónica García. En una entrevista en Al Rojo Vivo ha indicado que pedirán "explicaciones" por las imágenes de las cargas durante una "manifestación pacífica, espontánea, cívica, en defensa de la justicia y la libertad".

Además, ha cargado contra la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, por guardar silencio frente a lo ocurrido. "Empieza con no querer colgar la bandera LGTBI y acaba no diciendo ni 'mu' ante unos hechos determinantes para la convivencia. Ha colgado el disfraz de la libertad y se ha echado en brazo de Vox", ha añadido.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, María Jesús Montero ha señalado que "el Gobierno respalda las actuaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en relación al restablecimiento del orden salvo que exista algún tipo de denuncia de un caso concreto, que se estudiara más a fondo”.