Las dos personas detenidas este viernes por la Policía Nacional durante la protesta con cacerolas frente a la sede del PSOE, en la calle Ferraz, contra el Gobierno han quedado en libertad con cargos, según informan fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

Una de las arrestadas era la portavoz del colectivo neonazi Hogar Social Madrid, Melisa Domínguez, a la que se acusa de resistencia y desobediencia al enfrentarse a los agentes desplegados en la zona, en la que desde hace días cientos de ciudadanos han protestado a las nueve de la noche por la gestión del Ejecutivo en la crisis del coronavirus.

Esta mujer fue detenida junto con otro hombre y se les imputan los delitos de resistencia, desobediencia, atentado y desórdenes públicos. Ambos quedaron en libertad con cargos sobre las dos de la madrugada.

Hogar Social Madrid ha explicado en redes sociales que Domínguez fue detenida cuando los agentes obligaban a varios integrantes de este colectivo a retirar los carteles que portaban y ha asegurado que un ciudadano ha sido también arrestado al protestar por ese "abuso policial".

 

Las caceroladas de protesta se repitieron este viernes en diferentes puntos de Madrid, sin que en principio se tenga constancia de que se hayan registrado otros incidentes.