Unidas Podemos ha vuelto a poner el debate de la "falta de normalidad democrática sobre la mesa". Lo ha hecho después del ingreso en prisión de Pablo Hasél, condenado a nueve meses de cárcel por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y contra las instituciones del Estado.

La formación morada ha insistido en críticas hacia la democracia española. "Todos aquellos que presumen de esta 'plena normalidad democrática' y se consideran progresistas, deberían sentir vergüenza. ¿Se taparán los ojos? No hay progreso si nos negamos a reconocer los déficits democráticos actuales", han escrito en Twitter.

Por su parte, el diputado Jaume Asens ha recordado que hoy se ha admitido a trámite la propuesta de ley de la formación morada para que "ni Hasél ni ningún rapero estén en la cárcel". Una norma que tendrá que someterse a votación y de la que varios partidos de izquierdas esperan que salga adelante para modificar la ley del Código Penal que rige la libertad de expresión.

También se ha sumado a estas críticas el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ratificándose en la opinión de que la democracia española no respeta la libertad de expresión como debería: "Estamos ante un síntoma de déficits democráticos graves. Y quienes lo niegan hacen flaco favor a lo que sí funciona bien de la democracia española, que es mucho también".

 

En la misma línea se han pronunciado representantes de otras formaciones de la izquierda, como Gabriel Rufián, Íñigo Errejón o Joan Baldoví. Todos ellos han criticado algunas actuaciones del poder judicial, apuntando que suponen "una imagen imposible de explicar en el extranjero".

"Los jueces son muy comprensivos con Rodrigo Rato y con Cristina Cifuentes, pero Pablo Hasél ya está en la cárcel", ha apuntado el diputado de Compromís. Mientras que el de Más País ha recordado que "ayer vimos a 200 nazis atacando a los judíos". "No somos favorables a limitar la libertad de expresión, pero no puede haber dos varas de medir", ha apuntado al respecto.

Por su parte, Gabriel Rufián, de Esquerra Republicana, ha aludido al mismo calificativo que ha empleado Podemos: "Es de las imágenes más vergonzosas de España. Una muy mala noticia para cualquier demócrata".

 

Preguntado por el ingreso en prisión del cantante, el Gobierno ha señalado que no se pronuncia en lo referido a la Justicia, pero sí revisará "algunos espacios que llevan la contraparte de convertirse en delito en el marco de la libertad de expresión". En este sentido, considera que hay aspectos que "se derivan en la libertad de expresión y que no conllevan riesgo en la seguridad de las personas".

El PP celebra su ingreso en prisión

Justo al otro lado se ha situado el Partido Popular, que ha celebrado la detención y el posterior ingreso en prisión del rapero. Ha sido el portavoz nacional, José Luis Martínez-Almeida, quien lo ha tildado de "buena noticia" porque "delincuente acaba en cárcel". Asimismo, ha tachado de "pataleta" su encierro en la Universidad de Lleida.

Arran convoca cuatro manifestaciones por la detención de Hasél

El descontento por la detención del rapero Pablo Hasél no solo ha pasado al hemiciclo, sino que en la tarde de este jueves también saltará a distintos puntos de España. En este sentido, la plataforma catalana juvenil Arrán ha convocado cuatro manifestaciones en Sabadell, Girona, Barcelona y Valencia.

"La represión del Estado español no tiene límites y está dispuesta a todo para hacernos callar. ¡No retrocedemos! Tomamos empuje y organizamos la respuesta hasta hacer caer este sistema injusto y opresor", indica la organización en su cuenta de Twitter.