La Comunidad de Madrid solicitará al Ministerio de Sanidad pasar a la fase 1 del plan de desescalada el próximo 11 de mayo. Así lo ha decidido Isabel Díaz Ayuso tras mantener una reunión con su Gobierno a lo largo de este miércoles.

Si bien, el Gobierno regional ha advertido de que en caso que el Gobierno permita este avance en las medidas de desconfinamiento, se aplicarán estrictas medidas con el fin de favorecer la protección individual. Así, las mascarillas serían obligatorias en los recintos cerrados y se tendrán que cumplir las medidas de distanciamiento social.

Este miércoles, Madrid ha registrado 116 contagios, 46 fallecidos y 23 ingresos en la UCI.

Ayuso decía no tener prisa, mientras que Aguado apuntaba que Madrid estaba preparada

Esta decisión llega después de que se hicieran públicas las discrepancias en el Ejecutivo madrileño al respecto. Mientras Isabel Díaz Ayuso se mostraba partidaria de mantener la fase 0 por la pandemia de coronavirus, su vicepresidente, Ignacio Aguado, ha asegurado que la región está preparada "para pasar a la fase 1".

Y es que la presidenta madrileña había dicho en una entrevista en 'RNE' no "tener prisa para acceder a la desescalada", reducir el porcentaje de enfermos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), algo que cree que será posible "en estos días". Así, ha abogado por una campaña "muy estricta" para que la gente sea "consciente" de que "toca autoprotección".

Por su parte, Ignacio Aguado, el vicepresidente, ha asegurado que la Comunidad está preparada para cambiar de fase, aunque sin bajar "la guardia". "La Comunidad de Madrid está por debajo de los 4.000 pacientes. Estamos preparados para pasar a la fase 1", ha apuntado en sus redes sociales.

Tras conocerse este anuncio, el líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid ha destacado que "ha sido un debate constructivo" que ha finalizado con esta decisión. Consideran que "es necesario" que la región "se ponga en marcha y se abran determinados negocios para recuperar una cierta normalidad".

Aguado sostiene que la decisión fue unánime: "Cumplimos todos los requisitos sanitarios"

Este jueves, Aguado ha reiterado que la región está ya preparada y que espera que Sanidad le permita pasar de fase. "Lo contrario sería un jarro de agua fría para miles de autónomos y pequeñas y medianas empresas", ha manifestado, en entrevista con la 'Cadena SER', donde ha defendido que "es lo mejor para la Comunidad de Madrid".

"Cumplimos todos los requisitos sanitarios", ha asegurado el vicepresidente madrileño, que sostiene que "hay camas suficientes de UCI por si hubiera un posible rebrote". "No podemos permanecer eternamente en nuestras casas", ha argumentado, afirmando que "lo que tenemos que hacer es cuanto antes empezar a recuperar nuestra vida porque si no, cuando queramos salir nos vamos a encontrar en la Edad de Piedra".

Acerca de las discrepancias con Ayuso, Aguado ha admitido que "hubo un debate en el que todos los consejeros expusieron su posición" pero que finalmente "hubo unanimidad en el Consejo de Gobierno". "Al final llegamos a la conclusión de que lo mejor era solicitar cuando antes el salto de la Comunidad de Madrid a la fase 1", ha dicho.

Preguntado sobre el hecho de que la presidenta madrileña se ausentara del Consejo de Gobierno en el que se debatía esta cuestión, Aguado se ha limitado a afirmar que "ella tiene su agenda" y que "normalmente en la agenda de la presidenta ella debe fijar sus prioridades y dónde tiene que estar en cada momento", explicando que el debate sobre el cambio de fase se pospuso a la tarde del miércoles.

"Madrid fue la primera en recibir el impacto tan virulento del virus y también debe ser la primera o de las primeras en empezar a abandonar el confinamiento", ha afirmado asimismo el vicepresidente autonómico, que niega que el Ejecutivo regional haya recibido presiones de empresas para tomar esta decisión.

Críticas de la oposición

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha criticado la decisión del Gobierno regional de pasar a la fase 1 de la desescalada en un tuit en el que afirma que la petición responde a "presiones económicas" y "politiquería".

 

También el portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Pablo Gómez Perpinyà, sorprendido por la decisión, ha comentado que espera que la presidenta de la Comunidad de Madrid no haya solicitado que la región entre en fase 1 por "cálculos políticos".

 

Estos son los requisitos para cambiar de fase

Hasta el momento, además de Madrid, han pedido el cambio de fase Madrid, Extremadura, Andalucía, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Baleares, Canarias, Aragón, La Rioja, País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha, Ceuta y Melilla.

A pesar de que esta petición se haga por Comunidades Autónomas, las autoridades regionales tienen que remitir su propuesta al Gobierno central indicando qué provincias o islas deben pasar a la etapa 1 del plan de desescalada, así como las medidas que se aplicarán en dichos territorios.

Además, tendrán que presentar un análisis de las capacidades estratégicas del sistema sanitario, de la evolución epidemiológica en el territorio y de los mecanismos para reducir el riesgo de transmisión, así como indicadores económicos, sociales y/o de movilidad que puedan ser relevantes.

Una vez recibidas todas las solicitudes, el Ministerio de Sanidad estudiará cada petición y comunicará su decisión a finales de la semana. Si a una autonomía le fuera denegado este cambio, podrá presentar un nuevo informe la próxima semana, aunque no pasaría hasta el 25 de mayo.