32 millones de españoles se encuentran ya en la fase 1 de la desescalada, que desde este lunes alcanza al 70% de la población. Solo Madrid, el área metropolitana de Barcelona, el Baix Montseny y buena parte de Castilla y León permanecen en la fase 0, si bien 'ampliada' con nuevas medidas de alivio del confinamiento por el coronavirus, como la apertura de comercios sin cita previa y de lugares de culto.

Además, las islas de Formentera, La Graciosa, El Hierro y La Gomera, que entraron directamente en la fase 1 sin pasar por la 0 el pasado 4 de mayo, avanzan este lunes a la fase 2, en la que se amplía el relajamiento de las restricciones con nuevas medidas como la apertura de locales de restauración -más allá de las terrazas- y centros comerciales o la celebración de bodas, entre otras.

Por su parte, se incorporan este lunes a la fase 1 los 14 departamentos sanitarios de la Comunidad Valenciana que no lo estaban ya, con lo que toda la región queda ya en esta fase; 42 zonas básicas de salud de Castilla y León (pero ninguna capital de provincia); Málaga y Granada, las dos últimas provincias andaluzas que quedaban todavía en fase 0; las provincias de Toledo, Ciudad Real y Albacete (con lo que toda Castilla-La Mancha queda en fase 1); y Cataluña Central, Girona, Lleida, Alt Penedés y Garraf.

Actividades permitidas en la fase 1

En estos territorios, así como aquellos que ya entraron en esta fase el 11 de mayo, se permiten las reuniones en grupos de hasta 10 personas, así como la apertura de terrazas de bares y restaurantes al 50% de su aforo. También se autoriza a los ciudadanos a circular por la provincia, isla o unidad territorial de referencia, respetando siempre las medidas de seguridad.

Asimismo, se autoriza la apertura de comercios minoristas de menos de 400 metros sin cita previa, a un 30% del aforo. Además, el BOE publicado este fin de semana añade que pueden abrir los establecimientos con una superficie superior si acotan el espacio abierto al público para ajustarse a este umbral y permite las rebajas.

La orden ministerial también suaviza las restricciones para permitir la caza y la pesca deportiva y recreativa en la fase 1, en la que ya estaba prevista la apertura de concesionarios, centros de ITV y de jardinería y la posibilidad de celebrar mercados al aire libre.

En la fase 1 también se puede asistir a lugares de culto (con aforo limitado a un tercio) y celebrar velatorios. También pueden reabrir museos y bibliotecas así como locales para espectáculos culturales, con restricciones de aforo, y se pueden celebrar congresos con hasta 30 asistentes. Se reanudan también las actividades de turismo activo y de naturaleza en grupos de hasta 10 personas.

Las demás actividades que ya se contemplaban para la fase 1 se recogen en esta guía de Sanidad, publicada el pasado 9 de mayo:

El Congreso vota esta semana una quinta prórroga del estado de alarma

A estas medidas podría sumarse en los próximos días la regulación, anunciada por el Gobierno, del uso obligatorio de mascarillas en espacios públicos, una solicitud planteada por las Comunidades Autónomas y cuya implantación estudia Sanidad.

Asimismo, el presidente, Pedro Sánchez, trasladó este domingo a los presidentes autonómicos que las franjas horarias para paseos y deporte se eliminarán en los municipios de hasta 10.000 habitantes, con lo que se ampliará la exención de horarios que ya regía en aquellas localidades de menos de 5.000 habitantes.

Arranca además una semana en la que el Ejecutivo llevará al Congreso una nueva solicitud para ampliar el estado de alarma, por quinta vez y en esta ocasión durante un mes, con la intención de que esta sea la última prórroga. Para ello, el Gobierno se encuentra inmerso en negociaciones con los distintos grupos parlamentarios, para intentar recabar antes del miércoles los apoyos necesarios para que esta nueva prórroga salga adelante.