La Generalitat de Cataluña ha pedido el cambio de fase el próximo día 11 de mayo para algunos territorios, si bien ha propuesto al Ministerio de Sanidad que casi toda Cataluña se mantenga en la fase 0 del desconfinamiento de la pandemia.

Los territorios que proponen para cambiar de fase el próximo lunes son las regiones sanitarias de las Terres de l'Ebre, Camp de Tarragona y Aran-Alt Pirineu. Así lo han explicado este miércoles la consellera de Salud, Alba Vergés; y el secretario de Salud Pública, Joan Guix, en una rueda de prensa telemática en la que se han reafirmado en desarrollar el desconfinamiento por regiones sanitarias y en la "prudencia" a la hora de hacerlo.

Barcelona continuaría en fase 0, al igual que la mayoría de los territorios de la región. De esta manera, el próximo lunes 11 de mayo se deberán mantener cerradas las terrazas, hoteles y alojamientos turísticos, y tampoco podrán reanudar sus actividades el sector agroalimentario y pesquero, ni las iglesias o los centros de alto rendimiento.

Barcelona, a la cola de la recuperación

A pesar de que la curva de contagios y de fallecidos continúa descendiendo, lo cierto es que Barcelona continúa siendo, junto a Madrid, una de las regiones más afectadas por la pandemia.

De hecho, según el índice sintético para valorar el cambio de fase en la desescalda en Cataluña, las regiones sanitarias de Cataluña Central, Lleida, Girona o Barcelona se encuentran en un baremo de riesgo moderado-alto de transmisión, situado entre 50 y 100. Barcelona sería la más afectada con 91 puntos.

En las últimas 24 horas, 153 personas han sido diagnosticadas por un PCR con coronavirus en Cataluña, otras 340 personas han requerido de hospitalización y 15 pacientes han ingresado en la UCI. Además, 75 personas han perdido la vida por el coronavirus en la última jornada, sumando en total 5.345 víctimas mortales por la pandemia en la región.

¿Cuáles son los criterios para pasar de fase?

Para poder pasar de fase es clave el número de camas en UCI y para enfermos agudos, según ha publicado el BOE. Dicho documento recoge como requisito previo para tomar en consideración esas propuestas disponer o tener acceso o capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días entre 1,5 y 2 camas de Cuidados Intensivos por cada 10.000 habitantes.

Además, también será un requisito indispensable disponer o tener acceso o capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días entre 37 y 40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes.

Asimismo, las propuestas deben incluir un análisis de la situación epidemiológica en el territorio en cuestión y la esperada evolución de la misma. Este se sustentará en indicadores de las capacidades estratégicas disponibles en el sistema sanitario, medidas de protección colectiva, evolución epidemiológica en el territorio y otros datos de movilidad y socieconómicos.