La Policía Nacional ha detenido a cinco personas en un operación antiyihadista y ahora se investiga si tenían capacidad real para atentar en España. Cuatro de las detenciones se han producido en Barcelona y la quinta ha sido en Madrid.

Según ha podido saber laSexta, uno de los detenidos se había hecho con un arma AK-47 que aún no ha sido encontrada. Sí se han localizado varios cuchillos y munición.

El grupo estaría liderado por un individuo al que denominaban 'Sheikh' -Jeque- y que ya fue detenido en 2016 en Turquía cuando pretendía unirse a Daesh. Desde su llegada a nuestro país, en marzo de este año, se había rodeado de un grupo de jóvenes delincuentes dedicados a robar a turistas y que se radicalizaron.

Se trata de una operación de la Comisaría General de Información que es continuación de otra de enero donde se detuvo a unos presuntos yihadistas investigados por la Policía Nacional por su relación con un plan para cometer un atentado.

 

El juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea ha tomado declaración a cuatro de los arrestados, ya que uno de ellos se encontraba ya en prisión por otros delitos. Todos son de nacionalidad argelina e ingresarán en prisión provisional tras su paso a disposición judicial. Al considerado 'cabecilla' se le acusa de los delitos de integración o colaboración con banda terrorista, adoctrinamiento y tenencia de armas. Otros tres arrestados ingresarán en prisión al ser considerados los adoctrinados.