Detectar el coronavirus simplemente con analizar la voz, mediante una llamada o app. Es el objetivo que persiguen la empresa de inteligencia artificial Biometric Vox, el Departamento de Salud vasco y su Instituto de Investigación BioCruces, la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitaria y el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Están trabajando en un algoritmo de inteligencia artificial que pueda identificar en la tos y la voz las alteraciones producidas por la COVID-19. Por el momento, el proyecto se encuentra en fase inicial, recopilando una biblioteca de voces de personas sanas, infectadas y recuperadas de la enfermedad.

Iñaki Gutiérrez, de la Fundación de Innovación e Investigación Sanitaria, explica que este sistema "pretende identificar a través de la voz y de la tos a personas que tienen una patología respiratoria que puede ser COVID".

Una tecnología que, además, podría ayudar a calcular el riesgo de contagio, ya que, según apunta, "parece ser que las personas que tienen patologías respiratorias son más contagiadoras que las que no tienen". Se trata, apunta Gutiérrez, de "discernir entre una patología respiratoria común, como una gripe o catarro, frente a personas que tienen COVID-19".

Para recopilar esos patrones de la voz que permitirían identificar posibles casos del virus, detalla, "se graba la tos, determinados parámetros fundamentalmente relacionados con el timbre, vocales abiertas y vocales cerradas". Además, se graba una frase larga para identificar también "paradas en la respiración que pueden ser vinculadas a aspectos más graves de la patología".

Sus desarrolladores esperan que el sistema esté listo a partir de otoño, cuando serviría para detectar con una llamada o mediante una aplicación móvil si tenemos posibilidades de estar infectados.