La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid ha pedido a Isabel Díaz Ayuso que solicite el aval de la justicia para aplicar el toque de queda. Lo ha hecho tras las imágenes del pasado fin de semana, cuando miles de personas inundaron el centro de la capital para celebrar el fin del estado de alarma, provocando grandes aglomeraciones.

En este sentido, Mercedes González ha desvelado en declaraciones ante los medios que el consejero de Justicia, Enrique López, ha reconocido en una reunión bilateral que el Ejecutivo autonómico se planteó solicitar las restricciones de movilidad nocturna tras el 9 de mayo, pero finalmente desechó la idea confiando en "la responsabilidad de los ciudadanos".

Unas declaraciones que el propio consejero ha matizado asegurando que lo que hizo la autoridad sanitaria competente fue "valorar todos los escenarios, entre ellos el toque de queda". "Nuestra autoridad sanitaria ha valorado todos los escenarios, pero teniendo en cuenta la evolución de la pandemia, se ha preferido optar por un punto de equilibrio y cerrar la actividad económica a las 00:00 horas", ha apuntado ante los medios.

López también se ha dirigido a la delegada para pedirle que inste al Gobierno central a llevar a cabo "una reforma legislativa" respecto a las medidas sanitarias. Algo que, dice, "no ha hecho el Ejecutivo en 14 meses de pandemia". "Pedimos corresponsabilidad al Gobierno y colaboración para que se haga cumplir la ley porque la Comunidad de Madrid no tiene competencias en materia de seguridad vial ni restringir un derecho fundamental de manera tan intensa", ha apostillado.

Estas declaraciones llegan tan solo dos días después de que miles de personas se echaran a las calles más céntricas de la ciudad de Madrid en la madrugada del sábado al domingo para celebrar que el estado de alarma llegaba a su fin. Lo mismo ocurrió en el barrio barcelonés de Sarrià, en el que se abarrotaron plazas y calles.