El PP considera que la exministra de Justicia, Dolores Delgado, debería rechazar ser fiscal general del Estado por "dignidad", después de que el pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) haya avalado su nombramiento con 12 votos a favor y 7 en contra.

La decisión del CGPJ "obliga a Delgado a rechazar el nombramiento como fiscal general del Estado si le queda alguna dignidad personal y profesional", según fuentes populares, que añaden que "no hay ningún precedente de un nombramiento tan cuestionado por la carrera judicial y fiscal".

En términos similares se ha pronunciado en su cuenta de Twitter el secretario general del partido, Teodoro García Egea, quien incide en que Delgado debería rechazar el cargo por carecer de la "imparcialidad necesaria" para el mismo.

El dirigente popular añade que su elección para ese puesto muestra una vez más que el presidente del Gobierno tira "por los suelos" la separación de poderes.

Su reacción se produce después de que el pleno del CGPJ haya constatado que Delgado cumple los requisitos que exige la ley para el cargo -15 años de ejercicio profesional como jurista de prestigio-, sin mencionar palabras habituales en este tipo de dictámenes, como méritos ni idoneidad del candidato.

Según informan fuentes del CGPJ, hay un voto particular discrepante al que se adhieren varios vocales y varios votos concurrentes, es decir, que están de acuerdo con el aval, pero plantean discrepancias en la forma.