El despliegue del Ejército español la noche de este jueves en la frontera de Melilla con Marruecos no ha servido como persuasión para decenas de migrantes que han intentado hasta en seis ocasiones saltar la valla.

Los intentos han ocurrido la noche del jueves al viernes por varias zonas de la frontera, done se han podido ver carros de combate de las Fuerzas Armadas así como agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. En total 30 hombres marroquíes han logrado llegar a suelo español.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Melilla, el primer intento se produjo en torno a las 22:30 horas de la noche, cuando un grupo numeroso de personas se aproximó a la valla por la zona comprendida entre Mariguari y Farhana. Un total de 20 migrantes marroquíes consiguieron llegar a España a pesar de la rápida actuación de la Policía y la Guardia Civil.

En torno a la medianoche otro grupo numeroso de personas intentó saltar por la zona próxima al arroyo Farhana y 10 personas consiguieron llegar a Melilla, también todos ellos marroquíes.

Alrededor de las 2:00 horas de la madrugada se produjeron dos intentos más de entrada por la zona de Farhana y por el Barrio Chino, ambas frustradas, al igual que dos intentos más producidos a las 2:30 y a las 3:45 horas también en Farhana.

Según ha podido saber laSexta, la principal diferencia entre lo ocurrido anoche y lo de otras ocasiones es que en esta ocasión la mayoría eran marroquíes, vecinos de la zona que apuntan que antes del cierre fronterizo trabajaban en Melilla y volvían a su casa a diario, pero que con la situación actual no tienen cómo vivir y necesitan trabajar.

Los vídeos del momento muestran como grupos grandes de personas se encaraman a la valla fronteriza e incluso utilizan escaleras para saltar la frontera a pesar del gran despliegue de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españoles.

 

Se trata de la cuarta noche desde que comenzara la crisis en las fronteras de Ceuta y Melilla con Marruecos, propiciada por el Gobierno del país vecino como respuesta a la asistencia médica prestada por España al líder del Frente Polisario.

La presión migratoria se había concentrado hasta ahora en Ceuta, donde en pocos días lograron pasar más de 8.000 personas, 6.000 de las cuales han sido ya retornadas. Además, más de 700 menores se encuentran en albergues y naves de esa ciudad a la espera de que 200 de ellos sean acogidos por las diferentes comunidades autónomas.