Ya hay fecha para la investidura de Pedro Sánchez. Salvo sorpresas, el Pleno del Congreso para celebrar el debate será los días 4, 5 y 7 de enero, la segunda votación ya después de Reyes.

La presidenta del Congreso, Meritxel Batet, ha comunicado a los diputados la previsión de convocar para esa fecha la investidura, aunque oficialmente se anunciará el día 2. Ese mismo día, por tarde, ya se conocerá la postura definitiva de ERC en la votación y Pedro Sánchez ha convocado para el día siguiente, el 3 por la mañana, a la Ejecutiva del PSOE.

El sábado serían los primeros debates, continuarían el domingo y ese día, con la llegada de los Reyes Magos, se produciría la primera votación, en la que Sánchez necesitaría obtener mayoría absoluta, algo ahora mismo descartado.

Sería elegido presidente el 7 de enero

Se iría así a una segunda votación el 7 de enero, donde necesitaría más síes que noes para ser investido. Tras obtener el apoyo del PNV, con seis escaños, y de los dos diputados de Más País (y a falta de que confirmen también Compromís, Teruel Existe, Coalición Canaria y PRC) y, sobre todo, tras negociar la abstención de ERC, el líder socialista sería elegido presidente del Gobierno.

Tras la presentación del programa de gobierno de coalición con Unidas Podemos, el acuerdo firmado el lunes con el PNV y la postura de la Ejecutiva de Esquerra a favor de la abstención han trazado el camino de Pedro Sánchez que, aunque quería ser investido, primero antes de fin de año y luego antes de Reyes, finalmente será el martes 7 de enero, tras las vacaciones de Navidad.

El PNV y Más País ya han dado su apoyo a la investidura. Sus ocho diputados votarán sí.

El jueves 2 de enero, a las 17.00, está convocado el Consell Nacional de ERC donde el partido tendrá que votar si se abstiene o no en la investidura, pero las palabras de su portavoz, Marta Vilalta, anoche tras la Ejecutiva apuntaban al deseo de la formación de permitir el gobierno de coalición.

ERC habla de "oportunidad"

Vilalta defendió que la constitución de una mesa de negociación entre gobiernos en los términos establecidos supone una "oportunidad" para "activar la vía política" para encauzar el conflicto catalán. "Somos escépticos y no queremos ser ingenuos; nos cuesta creer en este PSOE y en el Gobierno, pero creemos que es una oportunidad para el independentismo que queremos aprovechar, que tenemos la obligación de aprovechar. Vale la pena intentarlo", dijo.

Parece que no va a haber sorpresas, ya que el acuerdo alcanzado entre los negociadores de ERC y PSOE satisface a los independentistas. Según ha avanzado el diario Ara y han confirmado a Efe fuentes republicanas, los acuerdos que salgan de la mesa de negociación entre el Gobierno y la Generalitat se someterán a una consulta para que la ciudadanía de Cataluña los avale o rechace.

El acuerdo PSOE-ERC contremplaría una consulta en Cataluña de lo acordado en la mesa de negociación entre gobiernos.

Este es uno de los puntos que contiene el acuerdo entre ambos partidos, Las mismas fuentes han destacado que el compromiso de los socialistas implica "mesa entre gobiernos y urnas al final" para "validar democráticamente" lo que acuerden Gobierno y Generalitat.

El detalle del acuerdo entre los equipos negociadores de ERC y PSOE no se hará público hasta que los miembros del consejo nacional de los republicanos lo conozcan el próximo jueves, 2 de enero, por la tarde, cuando deberán decidir si los compromisos arrancados a los socialistas son suficientes para abstenerse en la investidura de Sánchez para que siga al frente de la Moncloa.