El Gobierno paralizó el proceso para hacer sitio a un nuevo candidato: José Manuel Soria. El Confidencial cuenta que la plaza para el Banco Mundial fue convocada el 1 de enero, pero en abril, misteriosamente se paraliza, coincidiendo con el escándalo de los papeles de Panamá. Ya en junio, con Soria fuera de la política, se reinicia el proceso. “De Guindos retrasó dolosamente la elección para dar tiempo a Soria”, explica José Antonio Zarzalejos.

De ser eso cierto, De Guindos habría mentido cuando laSexta contó en junio que el Gobierno planeaba darle ese puesto a Soria y él dijo no saber nada.

Además, aunque Rajoy insiste en hablar de concurso, en el documento de convocatoria se aprecia claramente que es una circular interna del Ministerio de Economía y no se publica en el BOE.

Otra incoherencia es que los populares insisten en recalcar un supuesto requisito: la condición de funcionario de Soria, pero pone claramente que se valorará el hecho de ser funcionario, no que sea condición sine qua non. Y por ningún lado aparece que se tenga en cuenta el ser técnico comercial del Estado.

También se basan en que la Ley obligaba a darle la plaza a Soria. “Correspondía según la comisión técnica, hay que respetar la legalidad”, explicaba Soraya Sáenz de Santamaría. Aunque lo cierto es que ninguna norma regula la forma de cubrir esa vacante, y por tanto, no hay imperativo legal.