El periodista Jaime Rull cuenta que los políticos catalanes se han fundido en un abrazo después de una serie de detalles curiosos. Y es que Oriol Junqueras ha buscado durante toda la sesión un cruce de miradas con el president de Cataluña, peor éste estaba más centrado en lo que contaban Jordi Sànchez y Santi Vila.

Cuando ha acabado la sesión, el primer abrazo ha sido a Jordi Sànchez y, después, a los siguientes exconsellers. El último ha sido Oriol Junqueras, que, casualmente, ha salido el último de la sala. Ambos se han abrazado de una forma un poco fría, pero, incluso, Junqueras le ha dado con cariño una palmada en la nunca a Quim Torra.